22 enero, 2021

El Gobierno ordenó dar marcha atrás con los últimos aumentos en los combustibles

Antes de sacar a sus inspectores a la calle para forzar a las estaciones de servicio a dar marcha atrás con los aumentos en los combustibles, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, firmó una resolución que ordena a toda la cadena a retrotraer los precios al 31 de julio. Así, en principio, la medida sólo tocaría los últimos aumentos dispuestos por Shell.
Según informó la agencia oficial Télam, la resolución de la Secretaría de Comercio Interior fue firmada en base a las atribuciones que le otorga al Ejecutivo la Ley de Abastecimiento. Esa norma, firmada en junio de 1974, durante el gobierno de Juan Perón, faculta al Gobierno a establecer precios máximos y márgenes de utilidad o disponer la congelación de los precios en los niveles vigentes o en cualquiera de los niveles anteriores.
La medida obliga a todos los integrantes de la cadena de comercialización de los combustibles a retrotraer los precios que estaban vigentes al 31 de julio y regirá a partir de su publicación en el Boletin Oficial.
Entre julio de 2009 y el mes pasado, la nafta súper aumentó un 28%; la variedad premium, un 35%; el gasoil común, un 40%, y el gasoil premiun, un 34%. También subió el precio del GNC un 16%.
La resolución de Moreno no afectaría esas subas sino sólo las posteriores. Y desde que empezó el mes, las únicas estaciones que subieron los precios fueron las de Shell –el domingo 1, de entre uno y cinco centavos según el tipo de combustible, y el viernes pasado, de tres centavos sobre el precio de su nafta súper-.
Antes de que se conociera la resolución, los dueños de las estaciones de servicio habían vuelto a cuestionar los controles de los inspectores de Moreno. En declaraciones a distintas radios, Luis Malchiodi, titular de la Federación de Combustibles de Buenos Aires, y Raúl Castellanos, secretario de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines, sostuvieron que la medida no tendría impacto, argumentaron que los precios son fijados por las petroleras e volvieron a quejarse del problema de rentabilidad que, afirman, ahoga al sector.

Deja un comentario