3 marzo, 2021

Colegios Porteños: Ofrecieron un plan de obras y hoy definen si se levantan las tomas

El conflicto educativo que mantiene paralizados a 23 colegios de la ciudad de Buenos Aires sumó ayer un nuevo capítulo: esta madrugada, luego de que una delegación de más de 40 alumnos representantes de los colegios tomados y 8 padres mantuvieran una reunión de más de 5 horas con el ministro de educación porteño, Esteban Bullrich, fue rechazada la propuesta de éste, porque “no cumple con las necesidades de los estudiantes ni de la comunidad educativa”.
De todos modos, los estudiantes se reunirán hoy en el Normal 4 de Caballito para definir si siguen con la toma. “La lucha continuará más allá de las tomas, que puede que se levanten momentáneamente”, adelantó antes de entrar a la reunión Fernando Ramal, del centro de estudiantes del Normal 1. También consideró la posibilidad de que se tomen medidas alternativas, como “cortes de calles, clases públicas, sentadas y asambleas”. Dirigentes de la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios (CUES), que representa a la mayoría de los colegios porteños, cuestionaron el plan de obras presentado por entender “que no es nuevo”.
Bullrich propuso iniciar obras en los colegios más necesitados de la ciudad de Buenos Aires dentro de los próximos tres meses, pero los alumnos manifestaron su disconformidad en cuanto a la fecha de inicio de los trabajos.
Los estudiantes sí se fueron conformes porque les avisaron que las sanciones a los alumnos que participaron de las tomas quedarán sin efecto.
Este era uno de los reclamos básicos para empezar a discutir.
El encuentro fue multitudinario: los delegados de los centros de estudiantes estuvieron deliberando una hora para ver quiénes entraban, y para alojar a las más de 60 personas que participaron de la reunión se tuvo que utilizar una de las salas más grandes del ministerio, en el noveno piso del edificio.
A las 4 de la tarde, más de 1.000 alumnos se habían concentrado en el Palacio Pizzurno –sede del Ministerio de Educación nacional–, luego marcharon hacia la Plaza del Congreso y de allí fueron hacia el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, en Paseo Colón al 200, en donde se quedaron a esperar la resolución de la reunión, según consigna Clarín.
Allí se cantó en contra del jefe de gobierno, Mauricio Macri, hubo banderas de todos los colegios presentes y una enorme con los colores del Pro y la leyenda “Solo queremos estudiar en condiciones dignas”. La calle Paseo Colón estuvo cortada desde que llegaron al lugar, alrededor de las 18.30 y el caos de tránsito, en hora pico, se hizo más notorio, porque solo quedaron habilitados dos carriles hacia el sur.
Parte de los manifestantes volvieron a las escuelas tomadas al circular el rumor de que la intención de las autoridades de educación era retomar el control de las escuelas, lo que fue desmentido.

Deja un comentario