23 enero, 2021

Macri culpó a los dueños del boliche Beara por el derrumbe

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, sostuvo anoche que es muy "doloroso" el nuevo derrumbe, ocurrido en un boliche de Palermo, pero aseguró que los controles del Estado funcionaron "bien".
En ese sentido, señaló que se trató de un caso de falta de "responsabilidad ciudadana".
Macri, quien regresó el domingo tras una gira por Europa, se refirió así por primera vez al derrumbe de un entrepiso del boliche Beara, ocurrido el pasado viernes por la madrugada y que causó la muerte de dos chicas de 20 y 21 años.
En declaraciones televisivas, rescató "el buen funcionamiento del sistema de emergencias de la ciudad" y también del "sistema de prevención".
Además, subrayó que el local había sido "inspeccionado nueve veces" y la última vez fue "cuatro días antes" de la tragedia.
"Sino no hay responsabilidad ciudadana no hay Estado que alcance", manifestó respecto de las responsabilidades de lo sucedido.
En ese sentido, insistió en que en la sociedad "hay un problema grave" porque se ha "perdido el valor de la vida".
También negó que haya regresado un día antes de su visita a varios países de Europa para evitar un desgaste en su imagen porque no se encontraba en los primeros momentos tras el derrumbe y aclaró que lo hizo porque "quería estar acá para repasar lo que había sucedido y estar tranquilo con lo que se estaba haciendo".
Por otro lado, Macri habló de las tomas de los colegios y volvió a insistir en la politización del reclamo. “Hay una clara responsabilidad política”, consideró, aunque aclaró que no se da en todos los que encabezan las protestas.
También dijo que las tomas se dan en 25 escuelas “de un total de 1200” y que son lideradas por “menos del tres por ciento del total del alumnado de cada colegio”.
Macri se mostró contrario a las protestas y advirtió a los alumnos: "No los voy a recibir".

Deja un comentario