17 enero, 2021

Fuerte ataque de Cristina a un juez por el caso Fibertel

La presidenta Cristina Kirchner no salió tampoco ayer de su hotel, el Four Seasons, y se dedicó a atender los conflictos que la preocupan en Buenos Aires, con llamadas a sus ministros, colaboradores, y con una durísima ofensiva contra la Justicia y contra el Grupo Clarín, pero a través de la red social Twitter.
Incluso, su descalificación fue más allá y sugirió la posibilidad de que el Estado recurra a tribunales internacionales, como si con la justicia local no tuviera garantías.
Algo similar planteó el viernes último ante la Asamblea General de la ONU, cuando propuso que la causa AMIA sea llevada a un tercer país neutral para que Irán acepte juzgar a sus funcionarios acusados por el atentado de 1994.
Pese a que todos los periodistas acudieron al hotel de la calle 57 y Madison, Cristina Kirchner sólo salió de su cuarto, con anteojos oscuros, para almorzar en el mismo hotel con su esposo, Néstor Kirchner, y con el secretario legal y técnico, Carlos Zannini. Y luego regresó a su suite del piso 31.
Según supo LA NACION de la comitiva, la Presidenta conversó telefónicamente con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; con el ministro de Justicia, Julio Alak, y con el procurador del Tesoro, Joaquín Da Rocha, para interiorizarse de la causa Fibertel. Luego arremetió por Twitter contra el juez de La Plata Elvio Sagarra, por frenar la caducidad de la licencia de esa empresa del Grupo Clarín, ordenada por el Gobierno en agosto pasado.
"¿Habrá que recurrir a tribunales internacionales para que las cosas vuelvan a ser iguales para todos en la Argentina?", planteó la jefa del Estado en su último mensaje. Antes había escrito otros siete, algunos con fuertes críticas al CEO de Clarín, Héctor Magnetto.
"Otra vez? Otra medida cautelar ¿Adiviná a favor de quién? ¿San Martín, Rosas o Magnetto, CEO de El Monopolio Clarín? Acertaste es Magnetto!!", fue el primer mensaje. "El hombre que en Argentina maneja la sentencia fácil. A veces el humor es único antídoto contra la obscenidad judicial: la justicia cautelar."
Prosiguió: "Medida procesal express que impide la aplicación de leyes votadas por amplia mayoría en el Congreso", y continuó: "Que niega al Estado la responsabilidad de regulación y control reconocida por la doctrina y Constitución Nacional, comodín de El Monopolio". La verborragia continuó: "Ahora han ido un poco más allá. Consiguieron una cautelar a favor de Fibertel, una sociedad comercial que no existe como empresa desde 2009".
"Es como si tuviéramos una justicia para El Monopolio y otra para el resto de la sociedad, sean empresas o ciudadanos", abundó la Presidenta. "La igualdad ante la justicia, la seguridad jurídica y el rol del Estado?, bien gracias. Eso es solo para los otros", señaló, al desmerecer a la Justicia.
Mientras esto ocurría en la glamorosa zona de Manhattan, el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, informaba que apelará la medida cautelar del juez platense. Esa resolución fue dictada ante un recurso de amparo de la usuaria María Eugenia Espósito, según La Nación
La Presidenta, junto con su esposo, Néstor Kirchner, había twitteado el día anterior en favor de las "facultades delegadas". Se los notó a ambos de malhumor, quizás por sus diferencias con la Corte Suprema y los jueces de primera instancia.

Deja un comentario