3 marzo, 2021

Por la ausencia de testigos, la Comisión Investigadora podría recurrir a la fuerza pública

La definición dependerá del presidente de la comisión, Martín Hourest, que podría recurrir a la petición judicial para obligar a los testigos a concurrir ante el cuerpo, en momentos en que esa posibilidad generó nuevos contrapuntos entre opositores y oficialistas.
"Fui al Juzgado y le expliqué al juez (Roberto Gallardo) que necesitaba encontrar una solución a la ausencia de testigos porque tengo un plazo límite, que es el 15 de diciembre, y facultades investigativas amplias", explicó Hourest esta semana.
A través de esta medida, cinco oficiales de Justicia se pondrían a disposición de la Comisión Investigadora, a fin de encargarse del proceso de notificación de testigos.
Hourest avanzará con el llamamiento a la fuerza pública si mañana Agustín Gamboa (titular de Política Criminal del Ministerio Público Fiscal porteño) y los funcionarios de la Universidad Nacional de La Matanza no concurren a la citación.
En su primer llamado, Gamboa explicó que el testimonio que puede aportar ante la CEI es el que ya brindó ante la Justicia y aclaró que, "en caso de ser necesaria alguna ampliación", lo haría a través de preguntas por escrito.
La continua ausencia de testigos atenta también contra el plazo límite que los 17 legisladores que integran la Comisión tienen para dar su recomendación.
Es que el 15 de diciembre próximo, la CEI debería emitir el o los dictámenes para determinar si Macri es políticamente responsable de las escuchas que también tuvieron como protagonistas al ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, y el ex espía y empleado del Ministerio de Educación, Ciro James, ambos detenidos.
Faltan ocho semanas para ese plazo límite, pero ante tantas trabas que surgieron para la investigación, la Comisión podría no finalizar sus líneas con tiempo suficiente para realizar su dictamen.
"Hay artilugios legales dentro de la Legislatura como para estirarlo, pero quién te asegura que se solucione esta situación de falta de testigos", reconoció un diputado macrista en diálogo con la agencia Noticias Argentinas.
Los miembros de la Comisión pueden emitir dictámenes juntos o separados, pero todos los integrantes deben suscribir al menos uno.
Pero en este contexto de falta de testigos y documentación para analizar, las reuniones que se llevan a cabo tres veces por semana en el Salón Montevideo se convirtieron más en cruces políticos que en discusiones sobre la investigación.
De los 30 testigos que fueron citados y que se negaron a concurrir, 11 ya prestaron declaración indagatoria en la causa judicial que lleva adelante Norberto Oyarbide, siete solicitaron una nueva fecha de audiencia, cuatro se ofrecieron a dar su testimonio por escrito y cinco no pudieron concurrir por estar fuera de su país.
Además, tres notificaron a través de sus superiores que no concurrían amparados por la normativa vigente (como el secretario del juzgado que lleva la causa Gustavo Russo), mientras que los siete restantes no entregaron formalmente las razones de su ausencia.

Deja un comentario