6 marzo, 2021

Acusan a un intendente K de Santa Fe de "timbearse" la recaudación

En la comuna de Hughes, provincia de Santa Fe, están preocupados porque todavía no cobraron el sueldo de septiembre. Están de paro, cortaron la ruta y pidieron que se audite al jefe comunal para saber qué pasó con el dinero. Sospechan que perdió la recaudación en un casino.
Según informó a Perfil.com, Enzo Juárez, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Firmat (Sitramf), los empleados comunales de Hughes no cobran en término desde Mayo. Todos los meses les depositan después del 20 y a veces les pagan en cuotas. Este mes todavía no cobraron. "Esto demuestra que Hughes está mal administrado y el kirchnerista Daniel Sciamaro (el intendente) es uno de los responsables", lanzó Juárez.
Un miembro del concejo comunal, un diputado oficialista y dos referentes de la oposición que pidieron reserva de identidad conocen a Sciamaro y confiaron a Perfil.com que el Intendente de Hughes tiene problemas con el juego. “Le gusta ‘timbear’ y tiene antecedentes de haber reventado varias chequeras en juegos de azar”, dijeron.
“Todavía no hay pruebas fehacientes para demostrar que se ‘patinó’ la plata del pueblo, porque no deja que nadie se acerque a las órdenes de pago de los cheques", relataron desde la oposición a este portal. Y es por eso que pidieron que desde la provincia se haga una auditoría para comprobar si hubo malversación de fondos. “Hay documentación que demuestra que hay más de 200 cheques rechazados", afirmaron.
Al paro general de los cerca de 100 empleados comunales se sumó el corte de la ruta 8 a la altura del kilómetro 501, el pasado miércoles, con el apoyo de alrededor de 200 personas para fortalecer la protesta. En el corte tuvo que intervenir Gendarmería Nacional para que lo levantaran.
Hoy, los cerca de 5.000 habitantes de Hughes están envueltos en un círculo vicioso. El paro se empezó a notar en la falta de servicios. No se recolecta la basura, no se cortan los cardos y, como los empleados no tienen efectivo, no pagan las facturas del almacén del barrio.
Incluso la municipalidad dejó de saldar sus deudas. Silvia Carbonell, secretaria administrativa, contó que "cortaron el teléfono por falta de pago". “Los empleados estamos sin seguro y obra social e incluso la maquinaria municipal también está sin seguro”, afirmó.
A pesar del mal momento que están pasando en Hughes, los vecinos crearon una canción para contar lo problemática que viven desde un lado humorístico. Modificaron la letra de “Yo no sé mañana” del cantante nicaragüense Luis Enrique. “Yo no sé si tu, no sé si yo seguiremos siempre como hoy, no sé si después de amanecer, vamos a cobrar lo de este mes”, entonan. Y en el estribillo dicen: “ Yo no sé mañana, pero hoy no hay plata, en el banco nada, hoy se reflejo. No hay un peso ni para ti, ni lo habrá para mí…”, dice la letra. A continuación, puede escuchar la canción completa.
Ayuda oficial. A través del santafesino y presidente del Bloque kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi, se consiguió que la Jefatura de Gabinete a cargo de Aníbal Fernández envíe $ 200.000 para pagar los sueldos. Esto no cubre la cantidad de gastos que tiene Hughes, pero sirve para solucionar los problemas económicos de los empleados.
La versión del intendente. En diálogo con Perfil.com, Daniel Sciamaro afirmó que "no hay ningún tipo de inconveniente". “Ya se sabe que en las próximas horas se pagará”, declaró. Y le quitó importancia a la situación. “Se exageró un poco”, dijo.
“El problema surgió porque mi gestión se tuvo que hacer cargo del nombramiento de 19 empleados en planta permanente del intendente anterior”, fue uno de los justificativos a la falta de dinero. “Y además nos hicimos cargo del mantenimiento de un hospital que estaba destruido. Eso nos llevó a invertir $20.000 por mes contra los $2.000 que se le daban antes”, explicó.
En respuesta a la justificación de Sciamaro, Perfil.com se comunicó con el que era tesorero hasta hace 20 días del hospital, Daniel Ledesma. “Me fui porque con este tránfuga no se puede laburar”, dijo y detalló que las ambulancias están en mal estado, le cortaron la cuenta corriente en tres estaciones de servicio y debe los sueldos de septiembre. “Tambien cortaron el teléfono”, relató.
Ante las acusaciones de la oposición de malversación de fondos el intendente respondió: "La oposición tiene que explicarle al pueblo qué hizo con los $500.000 que pagó el frigorífico más grande del pueblo. Cuando me hice cargo de la administración del pueblo, me entregaron la intendencia con deudas”.
Y sobre los problemas con el juego el intendente respondió que “la oposición exagera”. "Hace 120 días que no voy a jugar", dijo y agregó: “Además, si juego, lo hago con mi plata”

Deja un comentario