25 febrero, 2021

A un año de la elección, la incertidumbre es similar a la de 2003

Por el momento, sólo Pino Solanas, de Proyecto Sur, parece ser el único ya confirmado como candidato, aunque todavía resta que oficialice que se queda con la pelea nacional y no la porteña.
En el Frente para la Victoria, la duda ya está instalada: será Néstor o Cristina. Daniel Scioli, por otro lado, suena como la alternativa, aunque también se especula que podría competir por fuera del kirchnerismo.
El Acuerdo Cívico y Social, por su lado, tiene a Julio Cobos y Ricardo Alfonsín como sus precandidatos predilectos.También está el socialista Hermes Binner, aunque se especula con que podría ser candidato a vicepresidente. Hoy afuera de ese esquema está Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, quien definirá a principios del año próximo si vuelve al Acuerdo o si compite por su cuenta.
En el Peronismo Federal pugnan cuatro precandidatos: Eduardo Duhalde, Felipe Solá, Mario Das Neves y Alberto Rodríguez Saá. Sin embargo, hay quienes siguen esperando que se lance Carlos Reutemann. Mauricio Macri, por PRO, también está en carrera, aunque todavía es incierto si competirá solo o en alianza con el Peronismo Federal.
Antecedentes. A esta elección se llega con un amplio abanico de candidatos, similar a lo que pasó en julio de 2002, cuando Duhalde anunció el adelantamiento de los comicios a marzo de 2003. En ese momento, había quince nombres en danza. Por el PJ estaban Carlos Menem, Adolfo Rodríguez Saá, Néstor Kirchner, Reutemann (no se decidía), José de la Sota y Juan Carlos Romero. En el arco de la centroderecha sonaban cuatro nombres: Ricardo López Murphy (terminó siendo él), Macri, Patricia Bullrich y Gustavo Béliz. Carrió, por su lado, ya anunciaba que se iba a presentar sola y Luis Zamora era el referente de la izquierda mejor posicionado. En la UCR se perfilaban Rodolfo Terragno, Roberto Iglesias y Angel Rozas (terminó siendo Leopoldo Moreau).
En octubre de 2006, en cambio, por más que todavía faltaba un tiempo para las definiciones, ya estaban perfilados los que finalmente se postularían en octubre de 2007. En el oficialismo dudaban entre Néstor y Cristina. El radicalismo, en tanto, todavía no terminaba de cerrar su alianza con el peronista disidente Roberto Lavagna, que armaba programas, pero no se lanzaba. Carrió, por su lado, se preparaba para ir sola (al final fue con el socialismo). En la centroderecha, Macri, López Murphy y Jorge Sobisch, eran los precandidatos (al final fueron los últimos dos).
Un año antes de octubre del 99, en tanto, el escenario ya era mucho más predecible. La Alianza se preparaba para una interna entre Fernando de la Rúa y Graciela Fernández Meijide. En el peronismo, Duhalde ya estaba lanzado y tenía un competidor: Ramón “Palito” Ortega. El tercero en discordía era Domingo Cavallo, de Acción por la República.

Deja un comentario