6 marzo, 2021

Máximo se instalará en la Quinta de Olivos para dedicarse a la política

Máximo Kirchner lo tiene decidido: se mudará a Buenos Aires para acompañar a su madre y algunos vaticinan que, además, ocupará un lugar en la mesa chica del poder. Estará entonces entre quienes toman las decisiones en la Casa Rosada.
Así se lo confió a PERFIL una fuente allegada a la familia. Otra fuente del entorno de la agrupación La Cámpora precisó que en un principio el hijo de los Kirchner se instalará en la Quinta de Olivos para seguir con el rol de contención hacia Cristina Fernández y que es probable que luego se instale con su novia en otro domicilio en la Ciudad de Buenos Aires.
“Es factible que sea parte de la mesa chica, junto con su madre y el Chino (por Carlos Zannini, secretario Legal y Técnico)”, dijo ayer a este diario un dirigente. Destacan que Máximo siguió un camino similar al de su papá: antes de meterse en la política de lleno se dedicó a administrar los bienes familiares y a hacer negocios en Río Gallegos.
La actitud de Máximo durante el largo funeral en la Casa Rosada impresionó en el seno del Gobierno. “En lo gestual, hace la misma ‘política del acercamiento’ que su padre”, explicó a este diario una fuente oficial. Lo dijo en referencia a que el hijo mayor acarició varias veces la cabeza de su madre –como lo hacía Néstor–, se acercó él también a la gente a saludar y recoger ofrendas, se permitió descomprimir con alguna sonrisa. Eso era típico de Kirchner, a quien le gustaba toquetear y mezclarse entre los ciudadanos.
Desde que murió Néstor, el hijo mayor estrenó un rol protagónico y abandonó el bajo perfil. Estuvo en la organización del funeral, convenció a Cristina de que los restos de su papá tenían que ser velados en Buenos Aires, y la acompañó todo el tiempo. Varios funcionarios quedaron impresionados con su capacidad de resolución: tomó decisiones, sin consultar a nadie. Por ejemplo, fue el encargado de fijar quién se podía acercar a saludar a la Presidenta.
Máximo Kirchner no hace ahora su entrada a la política. Fue el encargado de organizar La Cámpora, una agrupación que nuclea a la juventud y que respalda el proyecto oficial. Y tanto los dirigentes cercanos a su padre como los que ya están lejos destacan sus cualidades como dirigente.
“Un gran cuadro político, un hombre de muy bajo perfil, muy parecido a su papá. Cuando habla de política con uno, da gusto. Tiene una visión clara y concreta de la realidad de Santa Cruz y el país. Es un enamorado del papá y la mamá. En esta hora de dolor y de duelo es el apoyo espiritual y sostén de Cristina. Mañana puede ser también un apoyo político importante”, dijo el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, en diálogo con Radio del Plata.
También Sergio Acevedo, ex gobernador de Santa Cruz, resaltó ya estando fuera del oficialismo las cualidades del primogénito de Kirchner: “Sin dudas tiene talento”, afirmó. Y agregó: “Cuando llegaba el presidente, se hacía un asado en su casa, y Máximo estaba. Compartíamos alguna charla y nada más. Era un joven muy bien informado sobre la actualidad y la política. Hacía también análisis talentosos”, explicó. Ahora regresará a la política para ayudar a su madre y al proyecto político.

Novia y compañera

Presentó en sociedad a su novia en el cierre de la campaña electoral de 2009. Fue durante el acto que su padre, Néstor, encabezó en el Teatro Argentino de La Plata promocionando su candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires.
Se llama María Rocío García, tiene 34 años. Nació en Río Gallegos, hizo el colegio en el “República de Guatemala” igual que Máximo, aunque tienen un par de años de diferencia.
Su padre, Héctor Marcelino García, alias “Chicho”, es abogado y el 6 de mayo de 1991 dejó su banca en la Cámara de Diputados de Santa Cruz, donde era vicepresidente cuando José Granero renunció a su cargo. Por esa razón fue el encargado de entregarle el mando a Kirchner, el 10 de diciembre.
Actualmente Rocío milita en La Cámpora y fue ese el vínculo que lo unió con el hijo del ex presidente. Su hermana trabaja en el Gobierno.

Deja un comentario