4 marzo, 2021

Chiche Duhalde: "Camaño sintió que las palabras ya no podían mediar"

Comprensiva, Hilda "Chiche" Duhalde justificó el sonoro cachetazo que Graciela Camaño le pegó ayer a Carlos Kunkel en pleno debate en la comisión de Asuntos Constitucionales. "Ella sintió que las palabras no podían mediar. La comprendo absolutamente ", dijo la senadora.
En una entrevista con lanacion.com, la dirigente bonaerense sugirió que "seguramente" habría actuado del mismo modo "ante las permanentes ofensas" del diputado kirchnerista. "No era el mismo hombre cuando [Luis] Barrionuevo estaba en el Congreso. A partir de que él se va, Kunkel comienza a agredir a Camaño permanentemente", afirmó.
– ¿Qué opina del episodio que involucró ayer a Camaño y a Kunkel?
– Un Gobierno que viene con actitudes patoteriles desde su inicio, que tiene provocadores profesionales que buscan la reacción de forma sistemática, después no se puede sorprender de lo que le sucedió a Camaño. Ella tuvo un actitud que muchas veces le falta a los hombres para enfrentar situaciones de ofensa permanente. Su actitud fue producto de un año muy doloroso y pesado para ella. La comprendo absolutamente.
– Si hubiera estado en el mismo lugar ¿hubiese actuado de la misma manera?
– Seguramente. Hay que encontrarse en esas circunstancias. Pero si la ofensa es permanente, como me comentaron todos y ella misma me lo dijo. Estuvo un año seguido provocándola, atacando a su familia, no haciendo una valoración de su persona…
– ¿Lo de "provocador" lo dice por Kunkel?
– Sí. Lamentablemente lo conozco bastante bien. Es un provocador que trabaja de eso. Kunkel no era el mismo hombre cuando Barrionuevo estaba en el Congreso. A partir de que él se va, Kunkel comienza a agredir a Camaño permanentemente. Y llega un momento en que ella lógicamente tiene una reacción, que seguramente no era la deseada, pero que es producto del hartazgo. Kunkel es una de las personas que el Gobierno manda a provocar.
– ¿Estás actitudes son buscadas por el Gobierno?
– Ellos tienen una serie de personas que son provocadores profesionales porque todo lo miden en términos bélicos y entonces plantean los temas a matar o morir. Después la Presidenta se pone en víctima, cuando permanentemente tanto ella como su marido han tenido una actitud de provocación que va tiñiendo hacia abajo a todos los estamentos.
– ¿Quiénes serían los otros provocadores?
– Otras personas que acompañan al Gobierno, como Luis D’Elía o Hebe de Bonafini. Se dedican a provocar. Frente a esas actitudes, llega un momento en que no quedan muchos caminos. Evidentemente, Camaño sintió que las palabras ya no podían mediar.
– ¿Debería haber alguna sanción para Camaño?
– No, en absoluto. Hay que tener un poco de tino en estas cuestiones. La Presidenta debería, en vez de ponerse en víctima, decirle a las personas que la acompañan que eviten la provocación, porque el país necesita dirigentes trabajando, no haciendo una "tinelización" de la política.
– ¿La cuestionan por ser la esposa de Duhalde?
– Hubo algunos atisbos cuando Cristina Kirchner era senadora, que la observé maltratando al vicepresidente de entonces que era [Daniel] Scioli y ha querido provocarme hablando de los votos que ella había obtenido en la elección en la que competimos como senadoras. Pero no continuó, sino seguramente hubiera tenido una respuesta.
Chiche Duhalde admitió que el alejamiento de Carlos Reutemann del Peronismo Federal la "sorprendió" y cuestionó sus formas al afirmar que "a veces es necesario hablar, explicar por qué se toman las decisiones".
– ¿Cómo tomó el alejamiento de Carlos Reutemann del Peronismo Federal?
– Con sorpresa, porque había estado con él un rato antes en el Senado y en el camino del Congreso a mi casa escuché la noticia. Reutemann es un hombre de muy pocas palabras, pero a veces hace falta hablar, dialogar y explicar a los que están en un mismo espacio cuáles son las decisiones que se toman y por qué se toman. Eso nos haría muy bien. Pero bueno, es parte de su personalidad.
– ¿A qué aduce su decisión?
– Es parte de su personalidad. Todo queda en la nebulosa. Nunca es claro. «No acepté por tal cosa.» Entonces hay que entenderlo así y seguir trabajando.
– Se especula con un acercamiento al kirchnerismo.
– El kirchnerismo tiene sus propios problemas por solucionar. Tienen que ocuparse de que al país le vaya mejor. El duelo lo han hecho muy corto. Deberían tener más sensatez. No lo veo como un acercamiento, pero bueno, el tiempo dirá. Tampoco sé si será candidato en 2011.
– En algunas semanas Duhalde lanza su candidatura ¿Podrían surgir nuevas diferencias dentro del espacio por ese tema?
– Seguimos trabajando. Hay que darle para adelante y no detenerse porque el Gobierno quiere meternos en una confusión enorme. Pero yo no estoy confudida. La sociedad está esperando a los candidatos. Mientras los candidatos no estén claros eso también puede generar una gran confusión.

Deja un comentario