3 marzo, 2021

Duro informe sobre Aníbal F., acusado de espiar jueces, periodistas y políticos

El sitio WikiLeaks parece no dar respiro a la política argentina. Hace instantes se publicaron nuevos informes de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires y uno de ellos se refiere en duros términos al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. El mismo está fechado en septiembre de 2009 y lleva la firma del encargado de negocios de la Embajada, Thomas Kelly.
"Como muchos políticos argentinos está salpicado por rumores de corrupción, incluidos vínculos con el narcotráfico", reporta. Sin embargo, aclara que eso surge de medios de prensa pero también de informes de inteligencia. Según el documento, Fernández está sospechado de dirigir equipos de inteligencia para monitorear clandestinamente los correos electrónicos de políticos de la oposición.
Uno de los puntos del cable explica que Aníbal F. "recomendó" a Scioli no hacer del narcotráfico el tema "número uno de campaña" cuando se presentaba como candidato a gobernador de Buenos Aires, ya que "los narcotraficantes están bien organizados con la capacidad de marcar políticos". Argumentó que Scioli "no debería asumir los riesgos relacionados con las drogas" porque los crímenes "nunca serían resueltos".
Contra "enemigos". Los informes publicados en WikiLeaks sugieren además que el ahora Jefe de Gabinete recurrió a "medios dudosos para vigilar a opositores políticos" como Francisco De Narváez y Juan Carlos Blumberg. También mencionan que Fernández habría creado un equipo de "inteligencia privada integrado por militares retirados y funcionarios de inteligencia para clandestinamente supervisar los correos electrónicos de los gobiernos provinciales y federales, funcionarios gubernamentales, ejecutivos de negocios y periodistas sospechosos de trabajar contra la administración de NK".
De acuerdo al informe preparado por la Embajada, en noviembre 2007, Fernández habría utilizado dos técnicos informáticos para ver correos electrónicos del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y la jueza Sandra Arroyo Salgado, a cargo de la causa Noble Herrera.
Fugitivo quilmeño. "Cuando fue alcalde de Quilmes (1991-1995), fue acusado de casos de corrupción, convirtiéndose en un fugitivo por 48 horas. Cuando CFK lo nombró ministro de Justicia, un contacto judiciales nos dijo que muchos en el sistema judicial consideraron el nombramiento como ‘irónico’ y llamaron al funcionario ‘el fugitivo de Quilmes’", señala el cable norteamericano.
Elecciones. El informe añade que durante los comicios legislativos de junio de 2009, Fernández estuvo vinculado con irregularidades para garantizar votos en las provincias de Buenos Aires y Córdoba. Luego aclara que no hay evidencia de las mismas.

Deja un comentario