6 marzo, 2021

Inversiones: Los 15 papeles top muestran subas del 50% al 180%

Uno de los rasgos distintivos del año económico que está a punto de concluir es la lucha de los inversores por canalizar su dinero en aquellas alternativas que les permitan ganarle, o al menos empatarle, a la inflación real.
Sin duda que ésta es una cuestión que pisa fuerte a la hora de tener que decidir. Y separa las aguas en dos:
Por un lado están los pequeños ahorristas, que sólo miran al dólar o al plazo fijo.
Por otro, quienes se animaron a mirar al "más allá" y buscaron asesoramiento para subirse al tren alcista de los bonos y acciones.
Los primeros no encuentran motivos para festejar. Sí los segundos, o al menos una buena parte de ellos.
Claro está, que no todos los papeles de empresas o títulos públicos han recorrido el mismo sendero.
El pelotón de los ganadores se conforma de aquellas inversiones que acumulan ganancias de hasta el 180% partiendo de un piso del 50 por ciento.
En un verdadero final cabeza a cabeza, dos papeles -una acción y un bono- son los que se están disputando el campeonato de las inversiones más rentables del año.
Por un lado se encuentra la acción del Grupo Financiero Galicia. Su evolución, a lo largo de estos once meses, muestra que está a punto de "romper el velocímetro" de rentabilidad, habida cuenta de que éste ya indica un 184% de suba.
Le sigue, a muy corta distancia, la otra gran estrella del año: el cupón atado al PBI en pesos, que marca un avance del 181 por ciento.
Bastante más lejos – aunque no por esto haya que menospreciarlos -aparecen un grupo de bancos, con rendimientos que van del 97% (Hipotecario) hasta el 84% (Macro).
Sin perderles pisada se ubican otro grupo de títulos públicos, liderados por el Par en pesos (82%) y el Cuasipar (80%).
Saliendo de los papeles locales, se destaca la ganancia obtenida por quienes operan en el mercado de las materias primas.
Puntualmente, los que apostaron a la plata ya que acumulan una utilidad del 61%, a partir de la menor oferta que se da a nivel internacional.
Les siguen, en orden de magnitud, el maíz, con el 43%, el trigo (32%) y el oro, con el 27 por ciento.
En el pelotón de los perdedores (contra la inflación real) aparece una sorpresa: Petrobras, que acumula una baja del 24%.
Por otra parte, los plazos fijos (+10%) se ubicaron muy lejos del índice inflacionario.
Monedas
En cuanto a las monedas, la peor parte se la llevó el euro, que bajó más del 9% frente al dólar, en tanto que la libra esterlina se devaluó un 3,8 por ciento.
En sentido inverso, el yen se apreció un 9,4%, alcanzando su máximo valor en 15 años.
En América latina, lo más destacable fue la apreciación tanto del peso chileno como del mexicano – que promediaron el 4,2 por ciento.
Para los inversores que a comienzos de año decidieron comprar divisas y las guardaron bajo el colchón, los resultados son poco alentadores: en todos los casos hubo grandes pérdidas en términos reales, ya que ninguna cotización se movió cerca de la inflación doméstica.
Así, para quien compró dólares en enero, la ganancia medida en pesos ha sido del 4,7%, lo que implica una pérdida, en términos reales, del 16%, como mínimo, si se considera una suba de precios cercana al 20 por ciento.
Comprar euros fue una de las peores elecciones para el inversor: no solamente ahora le devolverán 4,3% menos pesos respecto a los que cambió a comienzos de año, sino que al comparar con la inflación registrará una caída real de 23 por ciento.
¿Cuál fue el saldo más allá de la frontera?
A lo largo de los últimos once meses la evolución de los principales mercados bursátiles -expresada en dólares- muestra fuertes contrastes.
Las bolsas más afectadas fueron las europeas. En particular, hubo una que se derrumbó un 30% (el Ibex-35 de Madrid) y otra que cayó un 17% (El Cac de París).
En cuanto a las de América latina, si se consideran los rendimientos en dólares, el ranking de estos 11 meses muestra como ganadora a:
La de Santiago de Chile (44,7%).
En segundo lugar se ubica el Merval (34,5%)
En tercer término el IPC mexicano (19%).
Curiosamente el Bovespa, se mantiene sin ganancias.
¿Qué ocurrió en noviembre?
Con la última campanada de la rueda del martes concluyó un mes en el que los inversores se vieron expuestos a los coletazos de la crisis de la deuda soberana europea, que le dio un condimento especial al mercado.
Tal es así, que el comportamiento del mismo refleja dos situaciones bien diferenciadas, marcadas por un antes y un después del pedido de auxilio del gobierno irlandés.
En el orden local, sin dudas que la noticia más importante fue el anuncio del gobierno de reiniciar conversaciones con el Club de París y el pedido de asistencia técnica al FMI para avanzar en la reformulación del índice de precios al consumidor.
Si bien inicialmente, ambos anuncios tuvieron repercusión positiva en los mercados, luego quedaron opacados por la compleja situación externa.
Como resultado de ello, los títulos mostraron una evolución sumamente dispar. El Discount en pesos ganó el 7,2%, en tanto que su homónimo en dólares, con legislación argentina perdió el 2,8 por ciento.
Con respecto a las acciones, noviembre será recordado como el mes en el que las eléctricas se tomaron su tan ansiada revancha.
En efecto, tres de ellas ocupan los cinco primeros lugares en cuanto a las ganancias acumuladas.
Se destacaron claramente Pampa y Edenor, que superaron el 23%, seguidas por Transener, con el 14,8%.
En el medio se ubicaron Grupo Galicia y Aluar, que promediaron el 18,4 por ciento.
En el otro extremo, se puede mencionar la baja que afectó principalmente a Siderar y a Petrobras, como consecuencia de los mayores temores sobre los sectores petrolero y siderúrgico a nivel global.
Y el Banco Francés, por una previsible toma de ganancias, luego de su fuerte rally anterior.
Agustín Trella, Analista de Research de Puente, consideró que "en cuanto a renta variable argentina, las mayores del alzas correspondieron a las acciones vinculadas al sector energético (electricidad y gas) que subieron aproximadamente 23% en el último mes debido a rumores de aumentos de tarifas ligados a pagos de salarios".
Cómo concluye el año
Desde el punto de vista de los mercados internacionales, todo apunta a que diciembre estará dominado por un avance de la aversión al riesgo de los inversores.
En este sentido, cabría esperar un fortalecimiento del dólar frente a otras monedas como el euro.
"El tema más preocupante es que el último mes del año arrancará con las mismas dudas o temores que ponen a Europa y su situación en un primer plano", resaltaron desde Portfolio Personal.
En tal sentido, sus analistas marcan su escepticismo, pues a su entender habrá una "probable profundización de la crisis, dado que una vez salvadas Grecia e Irlanda, ahora el foco está puesto en Portugal y España".
Para Florencia Mosteirin, de Potfolio Personal, un tema a considerar pasa por el conflicto entre las dos Coreas -aún no resuelto- y el reciente escándalo tras la publicación de los cables de la diplomacia norteamericana en Wikileaks: "Todo esto no hace más que enrarecer el clima", destacó.
No obstante, para el economista Tomas Bulat, esto no impedirá que los títulos y algunas acciones locales continúen con su derrotero alcista, más allá de una previsible toma de ganancias.
"Localmente todo está dado para que los bonos continúen ganando terreno, a partir de una situación económica -en general controlada- y un escenario político que luce un tanto más relajado", sostuvo Bulat.
En cuanto a las materias primas, todo apunta a que en este contexto de incertidumbre, el dorado metal continúe atrayendo las miradas de los analistas.
"El oro va a seguir en alza. Las estimaciones son favorables, en principio, por el fuerte aumento que se registra en la demanda", afirmó Juan Antonio Vasallo, especialista del Banco Ciudad.
"El panorama exterior todavía no está esclarecido, y un dólar débil impulsa tradicionalmente a los inversores a refugiarse en activos de resguardo de capital", explicó Vasallo.
La onza cotiza en torno a los u$s1.400 y se estima que "alcanzará los u$s2.000 hacia fines de 2011 según los últimos análisis", apuntó Vasallo.
"Creemos que de mantenerse el contexto económico mundial de tasas bajas, y aumentos en los precios de los commodities (ej. soja) los mercados emergentes (incluida la Argentina) podrían continuar recibiendo el excedente de liquidez que se observa a nivel global", sostuvo Trella.
"Los rendimientos que presentan los bonos soberanos argentinos, aún continúan altos si los comparamos con los rendimientos de otros países de la región (ej. Brasil, Colombia, Chile). En este sentido seguimos siendo optimistas con respecto a los bonos soberanos y subsoberanos argentinos para el 2011", concluyó el analista de Puente.
¿Qué papeles pueden mostrar una buena performance? Según la Encuesta de Expectativas de Mercado que realiza habitualmente InvertirOnLine el 50% de los inversores cree que Petrobras subirá en el corto plazo.
Según la consultora, las recomendaciones ahora pasan por: Petrobras, Pampa, el cupón atado al PBI en pesos, Siderar, Edenor, Grupo Galicia, Telecom, Hipotecario y Transener.

Deja un comentario