8 marzo, 2021

Los escándalos del Gobierno con Chávez tienen su réplica en Nicaragua

El diario El País reveló esta tarde los documentos secretos en los que la Embajada en Managua descubre cómo Hugo Chávez, guerrilleros y narcotraficantes financian al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Sin embargo, detrás de esa trama existen llamativas coincidencias con los negocios espurios entre Venezuela y la Argentina.
La Embajada de EEUU en Nicaragua atestigua que, según informes de primera mano, funcionarios nicaragüenses reciben "maletas llenas de dinero" en sus viajes a Caracas. Es un ‘modus operandi’ para transportar altas sumas de dinero sin controles similar al que utilizó Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en agosto de 2007 con Guido Alejandro Antonini Wilson, el ‘valijero’ de los 800.000 dólares.
"Tenemos informes de que funcionarios del Gobierno nicaragüense reciben regalos de funcionarios venezolanos durante viajes oficiales a Caracas", señala otra cable. El ‘enviado especial’ de Kirchner a Caracas era Claudio Uberti, ex titular del Occovi, entra en esa misma realidad. Lo mismo que Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte polidenunciado por recibir dádivas de empresas que él debía controlar. Entre otras cosas, le pagaban vuelos a Brasil o incluso el alquiler de un lujoso departamento donde vivía.
Otro cable secreto enviado en la primavera de 2009 desde la Embajada de Managua a distintos departamentos de Washington relata con todo lujo de detalles el "ambiente de terror que viven algunos altos funcionarios nicaragüenses", es decir, las presiones que padecen desde el poder. Una grave situacion similar a la que ocurre en la Argentina.
Néstor está entra los nicaragüenses. "El presidente está completamente loco", apunta un informante desde Nicaragua. En el nuestro país, varios funcionarios contaron que, en la intimidad, ése era el apelativo de Néstor Kirchner.
A su vez, en un cable de medidados de 2006, un diplomático dibuja a Daniel Ortega como capaz de "cualquier cosa con tal de conseguir dinero". Se trata de una obsesión que también tuvo el ex presidente argentino, quien en la práctica era el "ministro de Economía": llevaba a diario el control de la recaudación, la compra y venta de dólares y el nivel de reservas del Banco Central.
El actual embajador de EE UU en Managua, Robert Callahan, no le dio credibilidad al repentino interés de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo por limar asperezas con la gran potencia. "Las máscaras sonrientes proyectan una apariencia externa de cortesía y respeto, mientras sus verdaderos rostros y sentimientos permanecen ocultos (…) La amable ofensiva de Ortega y de su esposa son de corta duración y poco sinceras". Cualquier similitud con Cristina y Néstor Kirchner es pura coincidencia

Deja un comentario