4 marzo, 2021

Sin actos, el conurbano vivió una campaña a puro show

"Me criticaban y ahora todos hacen recitales", bromea el gobernador bonaerense Daniel Scioli , pionero del fenómeno que marcó la campaña de los intendentes del conurbano: en lugar de actos y movilizaciones costosas para el partido, organizaron shows con artistas nacionales e internacionales. Todos gratuitos, claro, aunque no para el Estado, que no informa cuánto costaron los conciertos que terminaron asociándose a la imagen del gobernante de turno.
Ningún intendente escapó a esta lógica, aunque algunos hicieron de los recitales una marca registrada. En Tigre, Sergio Massa se mostró junto con Palito Ortega, Fito Páez, el Chaqueño Palavecino, Los Nocheros, Miranda, entre otros. En Almirante Brown, Darío Giustozzi apuntó a bailarines, como Iñaki Urlezaga y Eleonora Cassano, pero tampoco se privó de León Gieco, Los Auténticos Decadentes y, para cerrar, del tenor español José Carreras. En Lomas de Zamora, Martín Insaurralde juntó 30.000 personas con Joaquín Sabina y 40.000 con Joan Manuel Serrat, un sábado antes de las elecciones.
Con matices, justificaron los recitales con un argumento similar al que dio Scioli a LA NACION: "El sentido es que familias que no tienen la posibilidad de pagar una entrada para un gran espectáculo lo puedan disfrutar". Desde el entorno de Giustozzi, agregaron: "Como ahora el Estado está brindando soluciones [asfalto, cloacas o agua potable]", hay "otra legitimidad, otro blindaje" para dar gratificaciones a los vecinos.
Incluso, hay opciones para los intendentes con menos recursos. "La provincia y la Nación tienen sus artistas y los podés pedir", revelaron desde un municipio de la tercera sección, para aclarar que esos artistas vienen a los shows con sus "padrinos": Scioli, junto con el dúo Pimpinela o Ricardo Montaner; o el ministro de Economía, Amado Boudou, cuando el artista es financiado por la Anses.
No se plantearon dudas sobre la calidad de los espectáculos ni la satisfacción de los vecinos. Pero tampoco hubo respuesta cuando LA NACION pidió conocer cuánto gastó el Estado en los recitales. Al preguntarse sobre su uso electoral, en cambio, sobraron las objeciones.
"Es amigo mío y yo no reniego de mis amigos", sostuvo Scioli sobre Montaner, quien desde el verano viene ofreciendo megarrecitales, pagados por la provincia, en escenarios enteramente cubiertos por el color naranja, el mismo que usa en su campaña para la reelección.
Montaner es el autor del jingle electoral Yo creo , que cedió gratis a Scioli. Pero los conciertos sí son pagos. "No tengo claro [cuánto cobra]. Te averiguo", prometió el gobernador el miércoles pasado. Sus asesores no volvieron a atender las llamadas.
La diferencia entre gobernante, Estado y candidato no parece importar. "Dice mi nombre porque soy el gobernador. La propuesta, en definitiva, es de la gestión", señaló Scioli. En los escenarios de Mar del Plata, en el verano, su nombre se repetía 66 veces, hasta en los escalones.
"Fuerza, morocha"
En Lomas de Zamora, el intendente Insaurralde organizó múltiples conciertos como parte de los festejos por los 150 años del partido, que se cumplieron el 10 de septiembre. Sin embargo, el show más importante no fue ese día, sino el sábado pasado, a una semana de las elecciones.
"Pasa en todos los municipios y tanto a Sabina como a Serrat se les pagó con sponsors privados", explicaron desde el municipio, sin querer dar números. También rechazaron cualquier intencionalidad proselitista. Pero en ambos recitales Insaurralde subió al escenario para presentar a los artistas, elogió su gestión y se despidió con la misma frase: "Fuerza, morocha", en alusión a la Presidenta. Los opositores no gozan del mismo privilegio.
Massa, que suele jactarse de conocer en detalle los números de Tigre, no quiso precisar cuánto gastó en los recitales que terminan con él sobre el escenario, abrazado a los artistas. En Almirante Brown revelaron que, este año, el presupuesto contempla unos 26 millones de pesos para eventos culturales. Pero no quisieron informar cuánto pagaron a Carreras. "Sobre la plata no hablamos. No es ocultar: es no entrar en una discusión que no nos interesa", explicaron..

Deja un comentario