28 febrero, 2021

Cristina llamó a la unidad nacional

"Lo único que quiero es seguir agrandando la Argentina, seguir generando más puestos de trabajo, más industrialización, más ciencia y tecnología, más escuelas, más caminos, más hospitales", dijo Cristina Fernández en el hotel InterContinental, para recordar que esa no es tarea "para una sola persona porque sola no se puede".
Ella dijo: "Esta es una noche rara para mí, son muchos sentimientos que se entremezclan y es casi imposible definirlos, si les digo que estoy triste o feliz les miento".
La Presidenta añadió, citando a Néstor Kirchner, que "por comprensión histórica, por voluntad popular y por decisión política cuenten conmigo para seguir profundizando un proyecto de país, para eso nos necesitamos unidos, que no significa pegoteados, pero que significa reconocer que cuando una sociedad se expresa y decide en elecciones populares, libres y democráticas, esa decisión debe ser respetada".
Cuando los más exaltados de los manifestantes comenzaron a levantar la voz (contra Julio Cobos y a chiflar a Mauricio Macri, a quien Cristina Fernández agradeció su llamado, igual que a Hermes Binner), Binner dijo: "No seamos chiquitos. Lo peor que le puede pasar a la gente es ser chiquita. En la victoria hay que grande y en la derrota también", introducción para la presencia de Néstor Kirchner en su relato emocionado, en especial en el recuerdo de las horas inmediatas a la derrota de 2009, situación que ella definió como el peor momento político de su 1er. mandato.
El Gran Salón Monserrat, en el 2do. subsuelo del hotel, se llenó de militantes de distintas agrupaciones oficialistas.
Mientras tanto, en las afueras del hotel, militantes de organizaciones sociales, políticas y gremiales que impulsan la reelección de la Presidenta se congregan en la esquina del hotel, en la esquina de Tacuarí y Moreno.
El hijo del titular de la CGT y candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Facundo Moyano, fue uno de los primeros en llegar. Estuvo acompañado por el diputado y titular del sindicato de judiciales, Julio Piumato.
Los principales dirigentes de la agrupación La Cámpora no podían ocultar su entusiasmo en el búnker.
“Ahora hay que seguir profundizando y mejorando la distribución de la riqueza”, aseguró el dirigente Luís D´Elia cuando estaba por ingresar al hotel.
También estuvieron las Madres (Hebe de Bonafini) y Abuelas de Plaza de Mayo (Estela de Carlotto).
Cristina les agradeció su presencia: "Su presencia me tranquiliza. Cada vez que las veo me dijo que todavía no me mandé ninguna macana importante".
"Esta es la argentina con la que yo sueño, donde tengamos continuidad, que no significa de personas y de partidos sino de proyecto político de Nación y de país. De esa continuidad estoy hablando: de proyecto político y de país", enfatizó Cristina de Kirchner.
La mandataria se pronunció así tras "convocar a todos los argentinos a la unidad nacional" y de pedir "que no nos distraigan con enfrentamientos inútiles". Destacó además que en su carrera política llegó a instancias que nunca había "soñado" y resaltó que es una mujer de 58 años que no quiere "más nada", sino sólo "seguir profundizando un proyecto de país que ayude a mejorar la vida de los 40 millones de argentinos".
"No me mueve ningún interés, solamente el profundo amor que siento por la Argentina y por la Patria", enfatizó la jefa de Estado al hablar ante seguidores en el Hotel Intercontinental.

Deja un comentario