26 febrero, 2021

La Cámpora prepara su desembarco parlamentario

En sigilo, planean su aterrizaje estratégico. Será en poco más de un mes, cuando un pelotón de miembros de La Cámpora asuma bancas en el Congreso Nacional, en legislaturas provinciales y en concejos deliberantes. Bajo la tutela de la Presidenta, buscarán fortalecer su armado político en todo el país.
La agrupación juvenil cerró el año electoral a pura ganancia, con siete diputados nacionales, 15 legisladores en las provincias y más de una quincena de ediles. No es una cosecha menor en comparación con otros sectores del oficialismo que pujaron por espacios. Lo sabe Hugo Moyano, que tras el recambio detentará sólo tres diputados nacionales y dos provinciales.
La suerte de la fuerza sub-35 se definió antes de los comicios, cuando Cristina Kirchner les guardó puestos clave en las listas del Frente para la Victoria. En ese esquema intentó darles prioridad en distritos de relevancia: Buenos Aires, la Capital, Santa Fe, Mendoza y, por sentido de pertenencia, Santa Cruz.
Los jóvenes hicieron contactos informales y ya comenzaron a interiorizarse sobre el funcionamiento de la Cámara baja, donde arribarán siete de ellos. De hecho, hace un mes el Centro de Estudios Políticos de La Cámpora impartió seminarios de "técnica legislativa". Algunos, ansiosos, se dieron una vuelta por su nuevo destino la última semana, como la mendocina Anabel Sagasti.
Si bien se enrolarán en el bloque oficialista, los camporistas formarán un grupo con identidad propia. Allí tributarán el secretario general de la agrupación, Andrés Larroque (Capital), Eduardo De Pedro (Buenos Aires), Mayra Mendoza (Buenos Aires), María Luz Alonso (La Pampa), Marcos Cleri (Santa Fe) y Marcelo Santillán (Tucumán). Serán aliados naturales Leonardo Grosso, de la JP Evita; Horacio Pietragalla, nieto recuperado, y Santiago Aragón, cercano a Gabriel Mariotto.
No está definido aún el reparto de comisiones. "Una norma no escrita indica que tienen más chances de presidir o tener puestos importantes aquellos que cuentan con dos años de mandato", explicó a La Nacion un diputado K. Quizá, si así lo prefieren en Olivos, esta vez no sea así.
Más revuelo genera el desembarco de La Cámpora en la Legislatura bonaerense, un enclave con lógica propia y menos permeable al Gobierno. Allí, recalarán cinco diputados provinciales: José Ottavis, miembro de la mesa de conducción; Fernanda Raverta, Miguel Funes, Rocío Giaconne y César Valicenti. Además, se acoplará Alberto España, tío del influyente De Pedro. El peso específico de esta tropa tendrá incidencia en una bancada que se divide en cuatro porciones: los "territoriales" (que responden a intendentes); los sciolistas; los que reportan al ministro del Interior, Florencio Randazzo, y los camporistas. En el Senado, bajo la comandancia de Mariotto, contarán con Santiago Carreras, Marina Moretti y Cecilia Comerio.
La inserción en el conurbano asoma más tibia. La Presidenta monopolizó el diseño de las listas, pero no les arrebató a los intendentes el diagrama de los concejos. La inclusión de postulantes de La Cámpora dependió de acuerdos locales que entablaron ellos mismos con los jefes comunales. Como el que amasó en Lanús el secretario de Justicia, Julián Alvarez, con Darío Díaz Pérez para incluir en un lugar "entrable" a Gabriel Sandoval. Otros camporistas "puros" que serán concejales son Martín Alanís (La Plata), Víctor Casanovas (Dolores) y Ramiro Ramallo (San Antonio de Areco).
Por la JP bonaerense, sello que se fusionó con La Cámpora, resultó beneficiada una tropa joven de estrecha relación con intendentes de su terruño. Ese vínculo pesó más que el copyright de la agrupación. Entre otros, están Juan Debandi (Tres de Febrero), José Pérez (José C. Paz), Analía Medina (San Fernando) y Walter Festa (Moreno). La avanzada generacional se enfocó en ciertos distritos del interior. Mendoza es un ejemplo claro: además de Sagasti (diputada nacional), su novio Lucas Ilardo será legislador provincial, al igual que la camporista Mariana Femenia. Completa el cuadro el flamante gobernador, Francisco Pérez, a quien la Presidenta definió un "joven talentoso".
Con resultado dispar, también se apostó fuerte en Santa Cruz. Allí, La Cámpora consiguió dos diputados (Matías Bezi y Mauricio Gómez Bull), pero no sumó concejales. Tampoco se impuso por la intendencia Francisco Anglesio, candidato bendecido por Máximo Kirchner. Ese, acaso, fue el punto débil de la fuerza: no se alzó con triunfo propio en ningún municipio.
El reparto de bancas
La agrupación tendrá, por primera vez, referentes legislativos en zonas clave
7
Diputados nacionales
Esa cifra asciende a 10 si se suman tres jóvenes aliados (Grosso, Aragón y Pietragalla).
5
Diputados bonaerenses
El grupo tendrá peso propio en la Legislatura. José Ottavis podría ser jefe de bloque.
3
Senadores bonaerenses
Un socio de este espacio es Jorge Ruesga, asesor del vicepresidente Amado Boudou.
7
Provincias en las que sumaron
Tienen bancas en Buenos Aires, Capital, Mendoza, Entre Ríos, Tucumán, Santa Cruz y Salta
Concejales
Tienen más de 15 ediles, la mayoría en territorio bonaerense. Hay otros en Corrientes, Salta, Tucumán y Tierra del Fuego.
1
Legislador porteño
Juan Cabandié retuvo su banca. La agrupación obtuvo 8 comuneros propios en la Capital..

Deja un comentario