8 marzo, 2021

Cómo será la nueva operatoria para comprar dólares en los bancos

El sector bancario advirtió que desde hoy (31/10), “momentáneamente”, no se podrá comprar dólares por banca electrónica, telefónica ni por cajeros automáticos, y que habrá colas y demoras en la operatoria de moneda extranjera por las nuevas medidas del Gobierno para desalentar la fuga de capitales por las que la AFIP deberá autorizar la venta de divisas extranjeras teniendo en cuenta el origen y el destino de los fondos.
Ayer, los bancos trabajaban contrarreloj para implementar los nuevos requisitos. Desde algunas entidades, calificaron la norma de “compulsiva” e inconsulta y hasta pusieron en duda que lleguen al lunes con todo preparado. Fuentes oficiales la ratificaron y aseguraron que con la misma se “logrará desterrar para siempre” a los coleros.
“Momentáneamente, no se podrá canalizar operaciones por cajeros automáticos, banca por Internet y banca telefónica, hasta tanto se haga la adecuación técnica necesaria de los sistemas”, señaló ayer un comunicado de la Asociación de Bancos de Argentina (ABA), que agrupa las entidades extranjeras. Fue en un sábado atípico para el sector, en el que si bien ABA y las demás cámaras bancarias evitaron polemizar sobre las nuevas normativas, dejaron entrever que desde mañana la compra y venta de dólares será “muy complicada”.
La Resolución 3210/11 de la AFIP ordena que toda compra-venta de moneda extranjera deberá ser autorizada por la ese organismo, que podrá rechazar la operación “al instante”, en caso de sospecharse la incongruencia del pedido de divisas con el nivel de ingresos de personas físicas y jurídicas. La medida, pensada “desde hace al menos un año”, buscaba desalentar las compra de dólares, ante la sed por el billete verde que este mes hizo perder al Banco Central casi US$ 2 mil millones en reservas.
La letra chica de la norma, según fuentes oficiales, da el poder a la AFIP de rechazar la compra “sólo en el caso en que el monto a operar exceda las posibilidades económicas y financieras del contribuyente, y que a su vez no se declare un destino específico”.
En cambio, si quien opera declara que el dinero es para el pago de una deuda, un viaje o la compra de un inmueble, “la AFIP podrá objetar la operación, pero al cliente se le venderá igual”, aunque luego deberá rendirle cuentas al recaudador.
La AFIP prometió a los banqueros una ayuda técnica y garantizó “un agente de la AFIP por sucursal bancaria” para responder dudas de los cajeros.
En el más estricto off the record, banqueros nacionales y extranjeros consultados por este diario calificaron a la medida como “compulsiva” e “inconsulta”, “problemática” y “conflictiva”, y advirtieron que habrá “algunas demoras y muchas dudas” desde mañana. Advirtieron que no se enfrentarán al Gobierno, pero le hicieron saber su malestar a través de algunos funcionarios.
Para mañana, se espera una nueva serie de redadas que se extenderán al interior. Se complementan, además, con la batería de cuatro medidas que se tomaron en la primera semana después de las elecciones.
Con una fuga de capitales que sería de US$ 21 mil millones en el año y que no se detuvo pese al triunfo del oficialismo, las políticas del kirchnerismo ya comenzaron a recibir críticas de la oposición y expertos.

Deja un comentario