25 febrero, 2021

El Kirchnerismo reserva leyes clave cuando sea mayoría

Sin descartar todavía dejar el tratamiento para diciembre, el kirchnerismo avanzará el miércoles con un dictamen favorable por el proyecto de Presuesto 2012 y así quedará en condiciones de ir al recinto la próxima semana o la última de noviembre. La demora en la discusión –pasó un mes desde la última reunión en comisión–, más allá de las elecciones, se generó por la falta de certezas del oficialismo para asegurarse con la actual composición de la Cámara de Diputados la aprobación del texto sin modificaciones sustanciales, como dispuso Cristina. Tras el recambio, el Frente para la Victoria recuperará la mayoría –con aliados– e impondrá sus iniciativas sin dificultad. Para esa instancia dejará la prórroga de leyes clave, como la Emergencia Económica y el Impuesto al Cheque, y otras que no había logrado empujar este año: la ley de tierras, el estatuto del peón rural y el proyecto para declarar de “interés público” la fabricación del papel para diarios. “En diciembre vamos a sesionar todas las semanas si hace falta”, adelantó un referente K.
A medida que transcurren los días crece la lista de proyectos para diciembre. Primero figuraron las leyes económicas, cuya aprobación aparece más complicada que el Presupuesto con el escenario actual: los bloques opositores adelantaron su rechazo a la prórroga de la Emergencia y para el Impuesto al Cheque se necesita mayoría especial, es decir 129 votos positivos. La primera faculta al Ejecutivo para establecer las tarifas de servicios públicos, renegociar con las empresas privatizadas y fijar el tipo de cambio, entre otras atribuciones. El tributo a los créditos y débitos bancarios, en tanto, deja al Estado unos $ 35.000 millones anuales.
A su vez, a los proyectos para limitar la extranjerización de las tierras y reformar el estatuto del peón rural, los dos enviados por el Ejecutivo, diputados del oficialismo adelantaron que se sumaría el que busca regular la “fabricación, elaboración, comercialización y distribución” de papel para diarios. Para sesionar en diciembre, la Presidenta puede prorrogar el período ordinario o convocar a extraordinarias. En el primer caso, podrán tratarse temas impulsados por los bloques; de lo contrario, sólo los que disponga el Ejecutivo.
El Presupuesto también quedaría para esa instancia : aun cuando Diputados logre aprobarlo este mes, no darían los tiempos para su discusión en el Senado.
Con el acercamiento de un grupo de peronistas disidentes, el kirchnerismo confiaba en avanzar con el Presupuesto sin sobresaltos. Esa presunción se profundizó cuando el radicalismo y el Frente Amplio Progresista –referenciado en Hermes Binner– dieron señales de facilitar la aprobación, aunque pidieron abrir la discusión para incluir modificaciones. Con esa exigencia, el panorama ya no era tan favorable . Agustín Rossi, jefe del bloque K, inició una ronda de reuniones con diputados opositores, en las que confirmó que aportarán al quórum para abrir la sesión y en todo caso permitirán que el FPV se imponga en la votación en general, pero plantearán objeciones a los artículos en particular . Esa postura plantearon Ricardo Gil Lavedra –jefe de la bancada radical– y Federico Pinedo, su par del PRO, en el despacho de Rossi. Y Claudio Lozano –referente del FAP– le confirmó que el interbloque, en rechazo a la negativa de abrir el texto a modificaciones, presentará un dictamen propio. Lo mismo hará la Coalición Cívica.
“¿De qué nos sirve que den quórum y aprueben en general si después nos rechazan la pauta de inflación y cambia todo el Presupuesto?”, expresó su fastidio una fuente del kirchnerismo. “Hoy estamos más cerca de sacarlo antes del recambio, vamos a seguir negociando con el dictamen en la mano”, contó un diputado al tanto de los números para ir al recinto.

Deja un comentario