26 febrero, 2021

Oyarbide, cada vez más cuestionado en la Justicia por sus investigaciones

El juez federal Norberto Oyarbide, el magistrado que concentra las causas más sensibles del poder, sufrió dos reveses esta semana. En menos de tres días, sus superiores de la Cámara Federal contradijeron al juez en dos expedientes clave de manera sorpresiva y calificaron sus resoluciones como “infundadas” y “arbitrarias”.
La causa Skanska, emblema de la corrupción en tiempos de Kirchner, pareció volver a foja cero luego de que la Sala I de la Cámara Federal revocara el jueves los procesamientos dictados por Oyarbide en el expediente, incluidos los que afectaban al secretario de Energía, Daniel Cameron, Fluvio Madaro, ex interventor del Enargas y Néstor Ulloa, titular del Fideicomiso Banco Nación.
Los únicos funcionarios comprometidos por el supuesto cobro de coimas para la realización de un gasoducto quedaron libres de culpa cuando los camaristas evaluaron el trabajo de Oyarbide. En el dictamen, la Sala I argumentó que el juez había “omitido dar tratamiento” a pedidos de la defensa y que eso “convierte a su sentencia en arbitraria”.
Los camaristas Eduardo Freiler, Jorge Ballesteros y Eduardo Farra sobreseyeron a los ejecutivos de la empresa sueca. Para los jueces, Oyarbide no pudo probar que se hayan pagado sobornos. En un duro escrito, argumentaron: “A casi cinco años de investigación y descartada la hipótesis de defraudación, el cuándo, dónde, cómo, cuándo, quién, a quién y el porqué del supuesto cohecho se revelan como preguntas vacías, huérfanas de toda base material, es decir, de cualquier referencia objetiva”.
Antecedente. En la causa sobre la mafia de los medicamentos, la Sala II de la Cámara Federal llamó la atención del magistrado el lunes y dispuso la nulidad de la prisión preventiva de Juan José Zanola, su mujer, Paula Aballay y el empresario Néstor Lorenzo, al encontrar contradicciones en los fundamentos del juez.
Oyarbide dijo a la Cámara que a pesar de que ya pasaron dos años detenidos preventivamente, los tres procesados deben seguir encarcelados porque podrían obstruir la investigación. Al mismo tiempo aseguró que la instrucción del expediente está finalizada y lista para ir a juicio oral, por lo que ya no habría más que investigar.
Por esa razón, los camaristas Horacio Rolando Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah le “encomendaron” que vuelva a argumentar su pedido para que sigan detenidos a la espera del juicio y señalaron que argumentaba con “un formalismo vacío” para seguir teniéndolos detenidos.

Deja un comentario