2 marzo, 2021

Fuerte presión de Moreno a las casas de cambio por el dólar negro

“A más tardar para el viernes quiero que el blue esté en $4,50”.
La orden la habría dado el secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Del otro lado del teléfono un importante banquero ligado al mercado cambiario escuchó en silencio. Es que, con ese llamado, el funcionario tan temido por los empresarios habría enviado dos mensajes: no sólo estaba blanqueando su intención de achicar la brecha que separa al dólar paralelo del oficial si no que intentaba demostrar que sabía quiénes son los que manejan los hilos del mercado cambiario informal .
Ese llamado, y otros más que habría dirigido a Casas de Cambio y Sociedades de Bolsa, tenían como objetivo simular una baja en el blue.
Es que el billete se vendió como el viernes a $5 pero los operadores del mercado “blue” lo compraban a $4,80 . Como en esta plaza el spread (la diferencia entre el precio de compra y el de venta) es aun más chico que en el del formal, todo el que vendió dólares creyó erróneamente que el billete había bajado.
El rumor de la aparición de Moreno en el mercado cambiario corrió durante todo el día en la city porteña. “Fue una gran puesta en escena para que se instalara en el mercado la certeza de que el dólar negro había bajado. Sólo alimentó el negocio de los que operan en este mercado, que compraron barato para hacer correr el rumor de la baja pero lo vendían caro”, contó un banquero.
“El mercado negro mueve menos dinero que las casas de cambio que apenas controlan el 4% del total de los dólares que hay dando vueltas. Pero el Gobierno quiere frenar el desdoblamiento cambiario que en la práctica se está dando a partir de los controles de la AFIP, porque temen que las industrias y los gremios empiecen a manejarse con esta cotización paralela ”, sostuvo el banquero.
“Buscan que el billete informal este cada vez más cerca del oficial y para eso también van a dejar que la cotización de la divisa se deslice en la plaza formal”, contó, por su parte, un importante operador de la city.
Ayer el billete oficial se mantuvo a $4,29 en las casas de cambio, sin embargo avanzó tres milésimas a 4,275 en la plaza mayorista. Llamó la atención de los operadores que el Banco Central no saliera a vender dólares para impedir esa suba, como ya es costumbre, justo el día en que se sabía que los exportadores no venderían dólares (por el feriado del viernes en Estados Unidos no hubo operaciones de exportación, entonces no había ayer divisas disponibles para liquidar).
De esta manera, algunos jugadores del mercado vieron en la ausencia de la autoridad monetaria un guiño hacia la estrategia de acelerar la devaluación.
“El índice devaluatorio de este mes se viene acelerando. Hasta fin de octubre estaba en 7,85% y ahora llegó a 8,63%.
La suba pasó de un centavo semanal a dos centavos”, dijo Fernando Izzo, titular de ABC Mercado de Cambios.
En tanto, desde los bancos reconocen que el retiro de depósitos se aceleró y ayer hablaban de “un lunes negro”. Se estima que se habrían ido otros US$ 200 millones de depósitos, US$ 50 millones más que el promedio diario de la semana pasada.
Ayer se perdieron US$ 200 millones de las reservas . Tampoco se frenó la demanda de dólares en el mercado minorista. Desde los bancos cuentan que hubo más cantidad de operaciones, pese a que las restricciones de la AFIP.
De hecho, la entidad que dirige Mercedes Marcó Del Pont habría a negociado con cada banco y le habría asegurado la cantidad de billetes que necesitaba con la condición de que no volcaran su demanda en el mercado y presionaran así la cotización.
“Quieren que el dólar suba pero no abruptamente”, dijo otro banquero.

Deja un comentario