4 marzo, 2021

Confirman que “El Pepo” iba a 139 km/h y manejaba bajo los efectos del alcohol y las drogas

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Rubén Darío El Pepo Castiñeiras (43) está cada vez más complicado en la causa por la muerte de dos integrantes de su banda por el vuelco de su camioneta en la ruta 63. El informe oficial de las pericias arrojó que el cantante manejaba en exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol y cocaína.

Los resultados de las pericias accidentológicas se conocieron este viernes y determinaron que en el momento del vuelco, la Honda CRV del Pepo iba a 139 km/h, cuando la máxima en ese tramo de la ruta 63 es de 110 km/h. Pero como a esa altura de la ruta aquél 20 de julio a las 2 de la madrugada había niebla, el límite era de 60.

En tanto, el informe toxicológico arrojó que Castiñeiras tenía 0,5 gramos de alcohol en sangre en el momento de la extracción y que había consumido cocaína antes del siniestro.

La camioneta del Pepo, en el destacamento de Dolores. (Marcelo Caroll)

La camioneta del Pepo, en el destacamento de Dolores. (Marcelo Caroll)

Los resultados forman parte del informe oficial de la causa a cargo de la fiscal de la UFI N° 1 de Dolores, Verónica Raggio, en la que Castiñeiras está imputado por “doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas”. En el vuelco murieron el asistente de la banda Ignacio Abosaleh (30) y el trompetista Nicolás Carabajal (30). La corista Romina Candia (28) iba sentada en el asiento del acompañante y resultó herida.

Este miércoles Clarín anticipó que en un nuevo análisis de la muestra de sangre que le extrajeron a Castiñeiras la madrugada del vuelco los peritos detectaron alcohol. También se confirmó que tenía restos de cocaína y marihuana en la orina.x

Ahora, el análisis de esos resultados determinó que la cantidad de alcohol en la sangre era de 0,5 gramos por litro en la muestra. Justo en el límite de lo permitido para conducir. Pero como la extracción se realizó unas cinco horas después del siniestro, creen que El Pepo tenía todavía más alcohol en su cuerpo. Todavía resta realizar una progresión para calcular la cantidad.

La pericia de alcoholemia y drogas estuvo en el centro de la polémica desde el primer momento. Los problemas comenzaron cuando la Policía llegó al lugar del hecho, porque no había un alcoholímetro para poder saber si había consumido o no. 

Por eso, la fiscal Raggio pidió una muestra de sangre compulsiva. Pero como El Pepo se negó a hacerla, fue necesaria una orden judicial que recién se pudo ejecutar a las 7 de la mañana en el Hospital San Roque de Dolores.

Doce días más tarde, el análisis de esa sangre dio “negativo” para alcohol. Pero los peritos de la querella y de la Asesoría Pericial de La Plata del Ministerio Público fiscal bonaerense advirtieron que la extracción que le tomaron al Pepo en el hospital estaba mal hecha. En lugar de dos frascos, llenaron uno solo por la mitad y había una gran concentración de aire. La sangre tampoco tenía anticoagulante. Todo eso pudo haber incidido en el resultado.

Por eso este miércoles se hicieron nuevos estudios en la Asesoría Pericial de Munro, con otra metodología, que a pesar del tiempo transcurrido, el oxígeno y la falta de anticoagulante, detectaron etanol en la sangre del Pepo.

“Se determinó 0,50 gramos de alcohol por litro en 482 mg de muestra. Podría ser más la cantidad porque resta una progresión para realizar”, señaló una fuente del caso a Clarín. Ahora realizarán cálculos y una curva para estimar el nivel de alcoholemia del cantante cuando manejaba.

De todos modos, al Pepo ya lo incrimina el relato de Candia. La mujer dijo que el músico iba dándole “sorbos” a un vaso de vodka con jugo de naranja mientras manejaba en medio de una intensa niebla para presentarse en dos shows en Villa Gesell y San Bernardo. En la camioneta también se encontró la botella.

En las muestras de orina y sangre que le tomaron a Castiñeiras también se hallaron restos de cocaína y marihuana. En el informe final, se determinó que El Pepo había consumido la cocaína entre 8 y 12 horas antes de la extracción de la muestra, que fue a las 7 de la mañana del día del siniestro. El vuelco fue a las 2. En cuanto a la marihuana, no se supo cuándo la consumió, aunque pudo haber sido hasta 30 días antes de la extracción.

La botella de vodka que la Policía encontró dentro de la camioneta que manejaba El Pepo durante los peritajes realizados este lunes.

La botella de vodka que la Policía encontró dentro de la camioneta que manejaba El Pepo durante los peritajes realizados este lunes.

Fuentes judiciales adelantaron a este diario que con todos estos elementos, Raggio solicitará la prisión preventiva para Castiñeiras, que está detenido en la comisaría 1° de Chascomús. El abogado del músico, Miguel Ángel Pierri, presentó un “incidente de morigeración” para que El Pepo sea beneficiado con prisión domiciliaria para que se recupere de un “pozo depresivo”.

En tanto, Marcelo Biondi, abogado de las familias de Abosaleh y Carabajal, pidió la recusación del juez de Dolores Cristian Gasquet por “no permitir que peritos psiquiatras oficiales de la asesoría pericial, con la participación de los médicos de las partes, se expidan sobre la hipotética enfermedad psíquica que aduce la defensa padece Castiñeiras”.

“Sostenemos que el juez asumió la posición de la defensa de Castiñeiras no disponiendo de oficio una pericia oficial para evaluar la psiquis y remitiendo la requerida por el particular damnificado a la causa principal”, afirmó Biondi en el escrito.

Fuente: Clarín

Deja un comentario