26 enero, 2021

Año negro para las acciones: cayeron 30% en dólares y perdieron por 17 puntos contra la inflación

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Los activos argentinos finalizaron con escasas variantes de precios este lunes, pero el balance del año 2019 volvió a arrojar números muy negativos, que profundizaron la caída experimentada durante 2018.

El índice S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) terminó en torno a los 41.700 puntos, aún debajo de los 44.355 puntos del cierre del 9 de agosto, la última rueda antes de las elecciones primarias, cuyo resultado desencadenó un colapso de las cotizaciones del équity argentino.

Basta señalar que el lunes 12 de agosto, después de la victoria del Frente de Todos en las PASO, que adjudicaron al candidato Alberto Fernández una ventaja indescontable sobre el oficialista Mauricio Macri, la Bolsa argentina anotó una de las peores caídas de su historia: se desplomó 37% en pesos y un 46% en dólares en un solo día.

La depresión de precios tuvo sus peores pasajes en septiembre y en noviembre, cuando el Merval, medido en dólares, toco pisos no vistos desde mayo de 2009. El balance anual apenas atenuó estos resultados, con una baja acumulada en 2019 de 30,7% en dólares en promedio para el panel líder, y una ganancia en pesos de 37,7%, que frente a una inflación anual de 54% significó una pérdida real de 17 puntos respecto a la escalada general de precios.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Entre los factores bajistas que golpearon las valuaciones domésticas es sencillo identificar la recesión de la economía, por segundo año consecutivo, la elevada inflación junto con una disparada del tipo de cambio del 98% para la referencia del “contado con liquidación”, el regreso de los controles de capitales y el “reperfilamiento” de la deuda, más los condimentos políticos por las elecciones y el consecuente cambio de Gobierno, con un notorio giro ideológico con el regreso del kirchnerismo a la Casa Rosada.

En un acumulado de 24 meses, el derrotero de las acciones argentinas fue una calamidad: el Merval en dólares perdió un 65,4%, a la par de la caída de la actividad económica y la devaluación constante del pesos. Vale señalar que en 2019 la pérdida había promediado un 51% en dólares.

 En los últimos dos años Argentina fue el “cisne negro” del mundo financiero

En los últimos dos años Argentina fue el “cisne negro” del mundo financiero y sus acciones y bonos registraron las mayores pérdidas en la comparación global.

No obstante, el mes de diciembre de 2019 permitió una recuperación de 20% de las cotizaciones bursátiles medidas en dólares, con una recomposición de carteras en el que los inversores continúan analizando los alcances de la Ley de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva” que busca impulsar la economía y renegociar la deuda, entre otros puntos.

“Luego de la positiva bienvenida de los inversores externos al fuerte paquete fiscal, la atención se traslada a la marcha de la reestructuración de la deuda durante los próximos meses, la cual requerirá de rápidos acuerdos con los bonistas”, dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Los bonos soberanos operados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) finalizaron este lunes con una baja promedio del 0,2%, con lo que acumularon una mejora del 8,5% en diciembre, pero mantuvieron una fuerte baja del 21% en el año, golpeados por el derrumbe del 39,4% registrado en agosto tras el resultado de las elecciones primarias.

El Riesgo País que mide la banca JP Morgan terminó en 1.770 puntos básicos para la Argentina, casi el doble de los 810 enteros de finales de 2018, aunque lejos de las casi 2.600 unidades anotadas en septiembre de este año.

La reciente mejora de los precios bursátiles se produjo ante la expectativa por el plan de reestructuración de los vencimientos de títulos soberanos, que está previsto pueda tener un desenlace en el primer trimestre de 2020.

Los mercados de monedas, acciones, bonos y granos de Argentina permanecen cerrados el martes y el miércoles por la celebración de Año Nuevo. La actividad financiera volverá a su horario habitual el jueves.

Deja un comentario