17 enero, 2021

Ataque homofóbico en Palermo: dos jóvenes fueron agredidos y terminaron en el hospital

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Dos jóvenes fueron víctimas de un ataque homofóbico en un local de comidas rápidas ubicado en Córdoba y Medrano, en Palermo. Los insultaron y los golpearon brutalmente. Uno de ellos quedó inconsciente en el piso, debido a los fortísimos golpes que un sujeto le dio con un manojo de llaves en la mano, y a su amigo, al intentar defenderlo, lo agredieron otras tres personas.

Marcos Zalazar, de 26 años, y Franco de Bernardo, de 24, son amigos y trabajan juntos como drag queen: son artistas que actúan vestidos con atuendos femeninos. El lunes por la mañana, luego de trabajar en un boliche, fueron a desayunar, pero terminaron rodeados y víctimas de una violencia brutal e injustificable.

“Estábamos por comer lo que habíamos comprado y de repente un joven de unos 30 años nos empezó a insultar. Nos gritaba putos de mierda. Muertos de hambre. No tienen ni para comer. Nos tiró la gaseosa en la cara. Nos pegó a los dos con un manojo de llaves. Me desmayé y me tuvieron que dar puntos. Nos molió a palos a mi amigo y a mí“, comentó Marcos a LA NACION.

Además, agregó que, tal como pudo reconstruir más tarde, cuando él estaba desmayado su amigo intentó defenderlo, pero también fue agredido.”Franco vio que yo estaba inconsciente e intentó hacer algo, pero ahí le empezaron a pegar entre tres personas. Estaba en el piso agarrándose la cabeza mientras lo golpeaban”, contó Marcos.

Los jóvenes realizaron la denuncia; debido a los golpes que recibieron a ambos debieron darle puntos en la cara para suturar sus heridas. Afirmaron que no conocían a los agresores y que para ellos está claro que “todo esto fue un ataque homofóbico”.

Debido a los golpes que recibieron no podrán trabajar por dos semanas. Además, tienen miedo de salir a la calle y que les pase algo similar. “Al otro día nos levantamos con ataques de pánico y mucho miedo; no podíamos salir de nuestra casa“, añadió Marcos.

Marcos y Franco ya cuentan con un abogado que se está encargando de la parte judicial derivada de la agresión. Por su parte, Marcos aseguró que hay varios videos aportados a la fiscalía para intentar que se esclarezca quiénes fueron el primer agresor y sus acompañantes.

“Queremos dejar el mensaje de que no haya más violencia. Así como nos pasó hoy a nosotros le puede pasar a cualquiera. Nos podría haber pasado cualquier cosa”, lamentó el joven.

Deja un comentario