26 enero, 2021

Té con leche, truco y biblia: ¿Cómo pasan los días en la cárcel los rugbiers?

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Los ocho rugbiers que se encuentran detenidos en el penal de Dolores por el crimen de Fernando Báez Sosa, a la salida del boliche Le Brique en la ciudad balnearia de Villa Gesell, se la pasan contando los días hasta el comienzo del juicio.

Los jóvenes Máximo ThomsenCiro Pertossi (imputados como coautores del asesinato de Fernando), Enzo ComelliMatías Benicelli (quienes según la querella también serían considerados como coautores), Blas Cinalli, Luciano y Lucas Pertossi y Aytor Viollaz, los partícipes necesarios del caso, se dividen las horas entre té con leche y la lectura de la biblia.

Todos se levantan bien temprano, cerca de las 6 de la mañana, momentos en que los guardias los llevan a las duchas alejados de los habitáculos donde se encuentran alojados.

Una vez que se higienizaron, se les ofrece un desayuno, que incluye, té o mates y galletitas. Para el almuerzo, los deportistas comen pastas y a la noche, carne acompañada con una ensalada.  

En cuánto a las actividades que realizan durante el día, muchos de ellos leen, mientras que otros prefieren jugar a la cartas, ya que todavía no tienen acceso a la televisión.

Además de eso, cada uno de ellos tiene 60 minutos para comunicarse con sus seres queridos durante la semana. 

Desde su llegada a prisión, los jóvenes acusados de matar a Fernando mantienen apenas un vínculo con los evangélicos, quienes les ofrecieron ropa en el penal ya que todos habían llegado “con lo puesto”.

La Unidad Penal Nº 6 ubicada en Dolores es la cárcel de la provincia con mayor superpoblación del territorio bonaerense. Según indicó el Informe Anual 2019 de la Comisión Provincial de la Memoria, en diciembre del año pasado había 833 internos cuando su capacidad es de 370 plazas.

Desde la cárcel, interno reveló más detalles:

Deja un comentario