27 enero, 2021

Crimen en un paraje de 300 habitantes: lo matan a culatazos en una pescadería

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Entraron a robar a una pescadería familiar con el dato de que en ese lugar podrían tener el dinero de la venta de un campo. Los ladrones amenazaron con un arma

a un hombre de 65 años y encerraron al resto de su familia en una habitación. Le empezaron a pegar para que dijera dónde estaba el dinero. Como no lo encontraron, lo mataron.

El crimen ocurrió este miércoles en Vuelta de Obligado, un pequeño paraje ubicado en el partido de San Pedro​, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Eran las 7.30 y Ricardo Acosta estaba sentado tomando mate en una silla de plástico. Ya había barrido la entrada del negocio, en la esquina de Mansilla y Thorne. Al lugar se lo conoce como “La Casona”, donde antes había un hotel histórico y la casilla postal del pueblo.

En ese momento, apareció un auto del que bajaron dos hombres que, en un principio, se hicieron pasar por clientes. Ricardo entró junto con ellos.

La localidad de Vuelta de Obligado, en San Pedro. Imagen Google.

Adentro, los ladrones sacaron una pistola 9 milímetros y amenazaron a Acosta, a su hija y a su nieta de 12 años. Al hombre lo ataron de pies y manos y a la mujer la encerraron en una habitación con su bebé. La nieta habría quedado en el negocio con su abuelo. El dueño del local, yerno de Ricardo, no estaba en ese momento ya que había salido de pesca.

Con la situación dominada, los ladrones le empezaron a exigir a Ricardo el dinero de la venta de un campo. Como el hombre les decía que no sabía nada de la plata, le empezaron a pegar culatazos en la cabeza, hasta que lo mataron, según dijeron fuentes del caso a Clarín.Mirá también

No obstante, aún se aguardan los resultados de la autopsia para determinar si a Ricardo lo asesinaron a golpes o si hubo un disparo. Por la pandemia del coronavirus, los estudios forenses están demorados y el resultado se conocería este jueves.

Para los investigadores, la principal hipótesis es que el hecho se trató de un homicidio​ en ocasión de robo que contó con la participación de un “entregador”.Mirá también

La versión policial señala que el crimen guarda relación con “una deuda por dinero o una propiedad”. Y dicen que los atacantes huyeron sin robar nada.

De la pescadería y la casa de la familia, los ladrones se habrían robado dos celulares. Para escapar, volvieron a subir al Volkswagen Suran azul en el que habrían llegado. Investigan si arriba del auto había otras dos personas, que se quedaron de “campana”.Mirá también

Después de que se fueron los asaltantes, la familia llamó a la Policía. Pero cuando llegó el patrullero, Ricardo estaba en el piso, boca abajo y sin signos vitales. 

El caso causó conmoción en Vuelta de Obligado. Con apenas 300 habitantes, en el pueblo no están acostumbrados a hechos de inseguridad, menos con un desenlace fatal. También repercutió en San Pedro y en San Nicolás, de donde era oriundo Acosta. El hombre se había mudado hacía poco tiempo a lo de su hija y su yerno.

La investigación quedó a cargo del fiscal Marcelo Manso, de la UFI N° 5 descentralizada de San Pedro, que pertenece al Departamento Judicial de San Nicolás.

El fiscal tomó declaración a la familia de la víctima, amigos y vecinos en busca de poder identificar a los atacantes.

Deja un comentario