24 enero, 2021

Secuestraron más de 20 autos en un control de tránsito para evitar traslados por Semana Santa

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Durante la tarde y las primeras horas de la noche de este miércoles, en la Autopista Panamericana se registraron importantes demoras y largas filas de autos producto de los controles que llevan a cabo las fuerzas de seguridad en medio de la cuarentena obligatoria para frenar el avance del coronavirus.

Precisamente, la congestión de tránsito se presentó a metros del peaje del cruce con la ruta 197, antes de la bifurcación de los ramales Pilar y Campana, a la altura del kilómetro 31, mano hacia el norte, donde la Policía de la provincia de Buenos Aires montó un retén de inspección vehicular.

A raíz del control, la Policía ocupó dos de los cinco carriles, dejando uno habilitado para los vehículos pesados y los dos restantes para autos y motos que van en dirección hacia Pilar y Escobar. Esto formó un embudo que a su vez causó una extensa fila de rodados de más de dos kilómetros.

En Panamericana se secuestraron más de 20 autos
En Panamericana se secuestraron más de 20 autos

Allí estuvo supervisando el operativo que finalizó minutos antes de las 21 el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien contó que en el lugar se secuestraron más de 20 vehículos, cuyos conductores no contaban con la habilitación necesaria para circular y no pudieron justificar los motivos por los que estaban en la vía pública, incumpliendo el aislamiento social obligatorio.

En uno de esos rodados secuestrados, un Peugeot 207 gris, el conductor llevaba atados en el techo cuatro colchones y un respaldar de una cama.

Un conductor que no pudo justificar por qué se encontraba circulando llevaba varios colchones sobre el techo de su auto
Un conductor que no pudo justificar por qué se encontraba circulando llevaba varios colchones sobre el techo de su auto

Berni dijo que 9 mil agentes de reserva se incorporaron a las inspecciones en Panamericana y otros sitios de la provincia. El refuerzo se extenderá hasta el domingo, con el fin evitar que se produzcan desplazamientos de gente hacia los countries del Conurbano y la Costa Atlántica para pasar el fin de Semana Santa.

En ese sentido y si bien reconoció la afluencia en el lugar, indicó que hoy hubo un aumento en la circulación de vehículos en los accesos a la Capital Federal pero que no se observó la presencia de turistas.

“Hay mucho tránsito pero la gran parte son los servicios esenciales que vuelven de trabajar y tienen autorización, muy pocos circulan sin permiso”, sostuvo el funcionario. Y advirtió: “Vamos a ejercer presión sobre quienes intentan en esta Semana Santa irse de la ciudad al country, vamos a ejercer mucho control, a partir de hoy, evitar el éxodo de Capital a provincia de Buenos Aires”.

Nueve mil agentes reforzarán los controles hasta el domingo próximo
Nueve mil agentes reforzarán los controles hasta el domingo próximo

Durante la recorrida por algunos de los operativos policiales (en las rutas, peajes, y en los ingresos a las ciudades balnearias más importantes), el titular de la cartera de Seguridad dijo que a la cuarentena “hay que ajustarla un poco más” para lo cual apeló a la “conciencia de cada uno de los ciudadanos que tienen que entender que es una situación excepcional, que nadie quiere pero necesaria. Estamos a muy poco de lograr los objetivos sanitarios y no hay que aflojar”.

Lo mismo había repetido en una entrevista más temprano en América, cuando insistió: “Entramos en cuarentena con escasos infectados; hoy tenemos más de mil… ¿por qué deberíamos salir?”.

Por último, Berni calificó de “estéril” la discusión “entre economía y salud” y dijo que para “salvar la economía, hay que profundizar la cuarentena, puesto que donde no se respetó la cuarentena hoy tienen la economía destrozada y paralizada”.