28 enero, 2021

“Soy Thor y mi mamá tiene el demonio adentro”: el aberrante crimen del hombre que asesinó a su madre a martillazos en Villa Adelina

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La mañana del jueves todavía no había terminado cuando los vecinos de una casa ubicada en la calle Calandria en Villa Adelina empezaron a escuchar gritos, golpes y el ruido de vidrios que estallaban. Algunos salieron a la vereda a ver qué pasaba, otros se asomaron a la medianera. Por las dudas, llamaron a la Policía, que llegó algunos minutos después.

Cuando los efectivos se estaban acercando a la vivienda, la puerta se abrió de golpe y del interior salió una mujer corriendo. Estaba en una crisis de llanto, ensangrentada. “Mi hermano está matando a mi mamá”, gritaba. Los policías se encontraron con el living manchado de sangre y a una mujer ya muerta en el piso con el cráneo destrozado y un hombre con un martillo en la mano que repetía: “Soy Thor, soy Thor, no me toquen. Mi mamá tenía el demonio adentro”. La mujer ya muerta en el piso era su madre.

La mujer asesinada en su propio living era Liliana Torasini, de 66 años. Hacía al menos 20 que vivía en esa casa junto a sus dos hijos mellizos: Elizabeth, la joven que pudo escapar y salió corriendo bañada en la sangre de su madre y Javier F., de 29 años, ex empleado de una empresa farmacéutica, ahora detenido y acusado de homicidio triplemente agravado por el fiscal Facundo Osores Soler.

“La escena daba miedo realmente. Pocas veces había visto algo así. Estaba todo el living dado vueltas, cosas rotas por todos lados y mucha sangre. Si bien al principio el hombre del martillo estaba muy violento se calmó rápidamente y pudimos reducirlo. Mandamos todo a peritar porque a simple vista no se pudo sacar ninguna conclusión de la escena por la cantidad de sangre”, dice a Infobae un investigador que ingresó a la casa, que de ninguna forma correspondía al universo cinematográfico de Marvel.

Thor, el personaje invocado por Javier mientras se lo llevaban preso, es un dios de la mitología nórdica que simboliza el trueno y la fuerza, con un martillo como símbolo y arma. En los últimos años se hizo aún más conocido por su propia saga dentro de las películas de Marvel y su rol dentro de los Avengers, luego de 50 años de cómics con su nombre publicados de forma ininterrumpida. Según testimonios de allegados que constan en la causa, el acusado de matar a su madre tenía una “obsesión” con el personaje.

“Aún no pudimos determinar si lo de Thor es un delirio místico, una enfermedad mental o simplemente la excusa de un asesino. Estamos trabajando justamente para poder terminar eso. Para el proceso resulta fundamental”, señalan fuentes con acceso al expediente.

Luego de la detención, Javier fue trasladado al Hospital Eva Perón de San Martín, donde se le realizaron distintos estudios para corroborar su estado de salud. Los médicos que lo revisaron confirmaron que sólo tiene algunas lesiones menores en las manos y dieron el visto bueno para que sea indagado. También recomendaron que se le realice un profundo examen psicológico.

Para la Justicia será clave determinar con certeza si el acusado padece algún tipo de patología mental: “Por lo que estuvimos averiguando entre los vecinos y allegados, el joven sufría una enfermedad mental que aún no sabemos cuál es. Por eso, ya solicitamos que se le hagan todos los exámenes psiquiátricos y psicológicos. Lo principal es poder determinar si era consciente de sus actos”, afirma un investigador. Otro dato que aportaron los vecinos es que nunca habían escuchado problemas en esa casa. Tampoco se registraron denuncias de violencia previas.

En la escena del crimen, la división Policía Científica de la Bonaerense realizó distintos procedimientos como toma de muestras de sangre. Si bien los efectivos se llevaron varios objetos que podrían ser el arma homicida, se da casi por descontado que lo que usó el acusado para quitarle la vida a su madre fue el martillo que maniobraba cuando llegó la policía mientras aseguraba ser Thor, hijo de Odín.

El motivo por el cual se produjo el brutal ataque todavía es un misterio. Hay dos sólo dos personas que pueden aportar datos para clarificar este punto central. Uno es el propio acusado que tendrá su oportunidad mañana en indagatoria. La otra es Elizabeth, la hermana melliza, que se encuentra internada en el Hospital Central de San Isidro aún en estado de shock. Si bien solo recibió algunos golpes antes de poder escapar de la casa, los psicólogos que la trataron recomiendan que por ahora no brinde su declaración testimonial.

Otro informe importante que aún esperan en la fiscalía es la autopsia, que llegará en las próximas horas aunque para el médico que revisó el cuerpo en el lugar las causas de muertes están bastantes claras: producto de los golpes con un elemento contundente, la mujer tenía hematomas en la nuca y fracturas en el cráneo, mandíbula y tabique.

Javier se dedicaba a la astrología. En su cuenta de Instagram aseguraba interesarse en temas como “esoterismo, teología, espiritualidad y astrología”. También agregaba a su bio una frase en hebreo, que en este contexto es peculiar: “Atah Gibor Le-olam Adonai”. Se trata de “AGLA”, un acrónimo que significa “Tú, Dios, todopoderoso para siempre”. El término es conocido para los ocultistas occidentales modernos: es parte del Rito del Pentagrama Menor, creado por magos ingleses en el siglo XIX, en los que el brujo traza un perímetro a su alrededor e invoca los poderes de cuatro arcángeles, el paso previo para invocar o evocar a un dios, o un demonio.

En las próximas horas el fiscal Osores Soler realizará el pedido formal al Juzgado de Garantías nº1 de San Isidro para que la aprehensión de Ferro se convierta en detención. El joven de 29 años se encuentra alojado en una comisaría de San Isidro a la espera de ser llevado a la fiscalía para declarar.