20 enero, 2021

Médicos y enfermeras ovacionaron a policía que se tiroteó con motochorros

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Jonathan Andrés Molina, el oficial de la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.) de Quilmes, quien fue herido de bala en el antebrazo izquierdo al tirotearse con dos brutales motochorros, tuvo que ser atendido de esas lesiones por médicos y enfermeras del Hospital Isidoro Iriarte, de la citada localidad bonaerense, y después los profesionales del nosocomio le dedicaron gran cantidad de aplausos y ovaciones al efectivo de seguridad por su accionar al haberse enfrentado valientemente con el dúo de delincuentes.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que Molina, que lleva a cabo tareas de vigilancia en el centro asistencial, situado en Humberto 1° al 600, entre Allison Bell y José Evariso Uriburu, resolvió salir en defensa de Rodolfo Andrés Iglesias, que era perseguido por 2 motochorros armados y que había sido baleado por los individuos en el muslo derecho.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la víctima del asalto logró ingresar al hospital y entonces les pidió ayuda 2 efectivos policiales que custodiaban el establecimiento sanitario.

Iglesias mantuvo un violento intercambio de disparos con los malvivientes, quienes fugaron, aunque luego, en la calle República de Francia, pero en la localidad de Ezpeleta, apareció el cadáver baleado de un sujeto, que se presume habría sido uno de los asaltantes.