21 enero, 2021

Las consultoras que releva el BCRA esperan una caída de 7% del PBI y una inflación de casi 50% para los próximos 12 meses

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Las fuertes restricciones para la actividad económica dispuestas por el Gobierno para enfrentar la pandemia de coronavirus empeoraron con dureza las perspectivas de los analistas económicos según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el Banco Central de la República Argentina (BCRA), publicado hoy aún cuando su fecha original era el martes 5.

Los 39 consultores económicos que participaron del relevamiento prevén una caída del Producto Bruto Interno (PBI) del 7% para 2020, una estimación que registra una caída de 2,7 puntos porcentuales (p.p.) en relación al mes pasado.

No obstante esa perspectiva, los analistas esperan para 2021 un rebote de la actividad, con un crecimiento económico de 3,8% interanual, que refleja un nivel superior al de un mes atrás en 0,9 p.p. y de 2,0% interanual para 2022. En este último caso, el cálculo no varió respecto de la encuesta de marzo.

“Si bien los participantes del REM esperan una mayor contracción del PIB que en el REM anterior, la expectativa de crecimiento a partir del tercer trimestre de 2020 sugiere que el efecto de la pandemia se percibe como transitorio y que pronto se iniciará una recuperación de la actividad económica”, señaló el BCRA.

Fuente: Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, abril de 2020.
Fuente: Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, abril de 2020.

El pesimismo de los analistas también se repitió en las estimaciones de la inflación. Los consultores esperan un alza en el Indice de Precios al Consumidor nivel general de 44,4% para este año y de 49% para los próximos 12 meses. Esas proyecciones reflejan una suba de 4,4 p.p. y de 9,5 p.p. en relación al cálculo que los analistas tenían en marzo.

Las mediciones mensuales auguran un IPC en baja para abril y mayo, producto de la parálisis económica del aislamiento y un “sendero ascendente” para los meses posteriores.

Los analistas redujeron las previsiones de inflación mensual para los meses de abril hasta 2,3% (-0,5 p.p. respecto de la encuesta previa) y hasta 2,5% para mayo (-0,2 p.p.). A la vez, elevaron las proyecciones para julio a 3,1% (con una suba de 0,1 p.p. respecto al mes pasado), agosto a 3,3% (+0,4 p.p.) y septiembre a 3,6% (+0,5 p.p.). El 3,6% se repite para octubre.

La inflación interanual proyectada para los próximos 24 meses, es decir, la variación del IPC esperada entre mayo de 2021 y abril de 2022 se ubicó en 36,4%, una estimación de 4 p.p. por encima del REM previo.

Fuente: Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, abril de 2020.
Fuente: Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, abril de 2020.

Las estimaciones para la inflación núcleo, aquella que no incluye el impacto de los precios estacionales o bajo regulación (como las tarifas de servicios públicos), también fueron proyectadas hacia arriba. Los analistas esperan para 2020 un incremento del 46,0% interanual, 3 p.p. por encima de la encuesta anterior y 10,7 p.p. por debajo de la inflación núcleo efectivamente registrada en 2019. Prevén que descienda hasta 38,4% en 2021 (+5,2 p.p. respecto del REM previo) y hasta a 31,5% en 2022 (+4,7 p.p. con relación al cálculo de marzo).