24 enero, 2021

Bancos aplican descuentos indebidos sobre el IFE

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). recen los reclamos de clientes de bancos beneficiados con el Ingreso Federal de Emergencia (IFE) de $10.000 que se encontraron con descuentos indebidos en sus cajas de ahorro. Al ingresar la ayuda del Estado a las cuentas aprobadas, algunas entidades bancarias aplicaron automáticamente quitas por “mantenimiento” o por deudas previas y ahora las organizaciones de defensa del consumidor denuncian la práctica que ya se está volviendo costumbre.

“Pese a la normativa vigente, las asociaciones de usuarios y consumidores Deuco y Usuarios y Consumidores en Defensa de sus Derechos (UyC) están recibiendo numerosas denuncias por parte de los beneficiarios del IFE, a quienes distintos bancos les han realizado descuentos y cobro de deudas no autorizados”, aseguró el comunicado que puso de relieve la grave situación.

En la liquidación figuran descuentos bancarios sobre el IFE.

En ese texto se cita la resolución 84/2020 de Anses, reglamentada por el decreto 310/2020, que establece que el IFE es de carácter alimentario e intangible. En su artículo 4° puntualiza que el IFE “no será susceptible de descuento alguno ni computable para ningún otro concepto”.

Pedro Busetti, presidente de Deuco, explicó a Crónica que “los bancos no pueden tocar ese dinero. Es un subsidio alimentario que no puede tener ningún tipo de retención. Estamos pidiendo a las autoridades que sancionen a los bancos con infracciones y que exijan la devolución”, sostuvo.

En enero último ocurrió una situación similar con los dos bonos de $5.000 otorgados por la Anses a los jubilados y pensionados. La problemática concluyó con una resolución del Banco Central que obligó a las entidades financieras a reintegrar el dinero a sus clientes.

Monto considerable

En las últimas semanas “hay beneficiarios del IFE a los que les retuvieron íntegramente la suma total de $10.000 que les depositó la Anses, pese a ser este importe de carácter alimentario. También hay casos en que las retenciones oscilaron entre los $6.000 y $3.000, respectivamente, en concepto de cobros por mantenimiento de cuentas y/o deudas vinculadas a préstamos en mora”, aseguraron desde Deuco y la UyC sobre las quejas recibidas. Desde ambas organizaciones explicaron que “estos descuentos ilegales deben haber afectado a miles de usuarios pues, a nuestro entender, son consecuencia de que los sistemas informáticos de los bancos no estaban programados como debían para cumplir las normativas que establecían la prohibición de efectuar descuentos sobre los $10.000”.

Busetti opinó al respecto que “es inadmisible la actitud de los bancos teniendo la directiva fijada por la Anses y por el Banco Central, el decreto 310 y el contexto de emergencia sanitaria y económica en el que estamos viviendo. Pero sobre todo teniendo en cuenta que las familias que tienen que recibir este subsidio lo reciben porque están en condiciones de vulnerabilidad y lo van a utilizar en comprar comida”, subrayó.