21 enero, 2021

Beneficiaron con domiciliaria a asesino y pidió volver a prisión

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El condenado a prisión perpetua por asesinar de un balazo a su nieta en la ciudad rionegrina de Jacobacci, y que había sido beneficiado con prisión domiciliaria ante la pandemia, volverá al penal de Bariloche luego del fuerte rechazo que generó el caso y que derivó en un pedido de juicio político a la jueza.

El propio convicto, Pedro Andrés Gatica (60), solicitó volver a la cárcel. La jueza de ejecución Sandra Ragusa, quien había dictado el beneficio, tomó estos argumentos para la decisión de que regrese. El 15 de marzo último, la misma jueza le había otorgado a Gatica una prisión domiciliaria a cumplir en la casa de otra hija suya que vive en San Antonio Oeste.

En ese entonces, la magistrada había considerado que debido a su edad el condenado integraba la población de riesgo ante la pandemia de coronavirus. “El penal está emplazado en medio de la ciudad y un eventual contagio intramuros podía convertirlo en un foco de contagio para la totalidad de la población de Bariloche”, indicó Ragusa.

El intendente de San Antonio Oeste, Adrián Casadei, presentó una denuncia contra la jueza ante el Consejo de la Magistratura de la provincia. Ragusa, con la conformidad del fiscal Guillermo Lista, quien también había avalado el cuestionado beneficio, dictaminó la revocatoria de la medida original y el regreso de Gatica a la cárcel.

La jueza consintió el pedido ante las mejoras que se realizaron en el lugar de detención, por lo que estarían garantizadas las condiciones sanitarias. El hecho por el que Gatica fue condenado ocurrió el 9 de mayo de 2009, en Jacobacci, donde asesinó a su nieta Alma, de cinco años, de un disparo con un rifle, para vengarse de su mujer, quien había decidido separarse de él.