26 enero, 2021

Los analistas prevén que la inflación de mayo será menor del 2%

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). ELuego de que el Indec diera a conocer el dato de inflación de abril, las consultoras privadas ya estiman que para el mes de mayo el nivel del indicador se mantendrá por debajo del 2%. Aunque destacan las condiciones particulares en las que se están relevando los precios en el marco de la cuarentena.

Desde la consultora Orlando J. Ferreres & Asociados, estiman para mayo una inflación de alrededor de 1,4% mensual. “En la medida en que la cuarentena se vaya liberando y muchas actividades vuelvan a su rutina, la inflación va a ir acelerándose para ubicarse en registro por encima del 2% mensual. La baja en el registro inflacionario de abril no fue otra cosa que el resultado de la cuarentena estricta junto con el agravamiento de la recesión que esta misma provoca”, explicó el economista Santiago Taboada.

 Según la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados, para el segundo semestre la inflación se va a acelerar producto de la gran emisión de pesos que vino llevando a cabo el Banco Central.

“Para el segundo semestre, estimamos que la inflación se va a acelerar producto de la gran emisión de pesos que vino llevando a cabo el Banco Central desde el brote del COVID-19 en Argentina. Además, la expansión de las distintas brechas cambiarias no hace más que incrementar las expectativas inflacionarias, lo cual les pondrá presión a los precios una vez que la situación se normalice”, advirtió el economista de la consultora.

Y también señaló que más allá del dato de la baja de abril, existe una gran dispersión en la variación de los precios de los productos de la canasta, por lo que difícilmente el Gobierno pueda consolidar un proceso de inflación a la baja.

La brecha entre los distintos tipos de dólares podrá acelerar la inflación en la segunda parte del año
La brecha entre los distintos tipos de dólares podrá acelerar la inflación en la segunda parte del año

Por eso, los analistas advierten que los factores que en estos meses están provocando una desaceleración en la inflación —y que permiten que no haya un impacto de la emisión— son transitorios. “Los factores son, por un lado, un aumento en la demanda de dinero precautoria en un contexto donde aumenta el miedo al desempleo por parte de las familias o se reducen los ingresos en el caso de las empresas, donde la cadena de pagos está rota. Y después se observa una moderación en la puja distributiva. La prioridad de una empresa es vender, y no mejorar margen de ganancias; y para los sindicatos es mantener el empleo más que que los salarios le ganen a la inflación”, detalló Martín Vauthier, economista de la consultora EcoGo.

A estos factores también se suma el congelamiento de tarifas que resta presión sobre los precios y la baja en los precios de los combustibles a nivel internacional. Pero la potencia de estas condiciones irá disminuyendo a medida que se vayan flexibilizando las restricciones y la economía se vaya normalizando.

 Los analistas advierten que los factores que en estos meses están provocando una desaceleración en la inflación son transitorios

Otro tema clave será el éxito o no que pueda alcanzar la renegociación de la deuda. “Esa incertidumbre genera presión sobre la brecha cambiara, sobre los dólares alternativos. Si la Argentina logra una reestructuración, sería una buena noticia para las expectativas en términos financieros y que la demanda de dinero tenga más capacidad de absorción del Banco Central”, agregó Vauthier.

Con todo, los analistas también destacan los problemas metodológicos en el marco de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio. “La inflación se calcula usando una canasta de consumo típica, representativa de un hogar. En este contexto estamos en una situación atípica completamente. Es algo que no solo pasa en Argentina sino en muchos países; Estados Unidos registró en abril deflación pero los alimentos subieron muy fuerte”, detalló Guido Lorenzo, de la consultora LCG.

La baja en el precio internacional de los combustibles quita presión a los valores locales (NA)
La baja en el precio internacional de los combustibles quita presión a los valores locales (NA)

Por eso, para los próximos meses dependerá de cómo se vayan levantando las anclas nominales: tipo de cambio, salarios, tarifas y combustibles. “Puede ser que este año termine con una inflación significativamente menor que la del año pasado, pero se está generando inflación reprimida que en algún momento va a pasar factura”, advirtió Lorenzo.

Desde la consultora Analytica prevén una aceleración de hasta 2,2% para mayo, pero aclaran que el dato debe ser “tomado con pinzas” por las cuestiones metodológicas derivadas del aislamiento. Como sucede con la medición del Indec, hay precios que no se relevaron porque muchos locales están cerrados y otros se relevaron de forma online.

“La inflación de abril refleja una desaceleración fuerte, aunque es un poco anómalo el dato porque el consumo cambia en este contexto de aislamiento. Para mayo evaluamos una tendencia similar, aunque con un dato algo más elevado por la mayor movilidad. Esta cuestión metodológica de la medición se va a corregir en junio, seguramente”, anticipó Santiago Gambaro, economista jefe de Analytica.

Para el año, la consultora proyecta un aumento de precios de entre 45% y 50%, donde el tipo de cambio va a tener un rol principal en un contexto de caída del poder adquisitivo y precios de tarifas congelados.