25 enero, 2021

Deuda: dos grupos de acreedores presentaron nuevas ofertas, pero continúan las diferencias con el Gobierno

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Algunos de los principales acreedores de Argentina presentaron una nueva propuesta de deuda al Gobierno durante el fin de semana, a medida que las dos partes se acercan a un acuerdo de reestructuración de un total de USD 65.000 millones, según fuentes familiarizadas con el tema.

Ad Hoc Bondholder Group y Exchange Bondholder Group presentaron una oferta en la que acordaron aceptar pérdidas sobre una base de un valor presente neto (NPV, por su sigla en inglés) de aproximadamente 44% a 46%, dijeron fuentes que solicitaron el anonimato. También reiteraron la necesidad de un sweetener (endulzante o incentivo extra) vinculado al Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina, pero según lo calcula el Fondo Monetario Internacional.

Mientras que la última versión se acerca a los niveles que busca el presidente Alberto Fernández, aún se se mantiene fuera del umbral que los funcionarios argentinos están dispuestos a aceptar. El Ministerio de Economía impulsó un plan la semana pasada que exigía pérdidas de NPV de alrededor del 50% con un incentivo vinculado a las exportaciones agrícolas. Algunos tenedores de bonos expresaron su voluntad de llegar a un acuerdo con pérdidas de hasta un 48 por ciento.

Voceros de ministerio de Economía y del Exchange Bondholder Group declinaron hacer comentarios al respecto, mientras que un portavoz del Ad Hoc Bondholder Group no respondió a los mensajes.

Larry Fink, CEO de BlackRock (REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo)
Larry Fink, CEO de BlackRock (REUTERS/Shannon Stapleton/File Photo)

Los inversores y el Gobierno han reducido su brecha desde el default en el que entró Argentina el pasado 22 de mayo. Sin embargo, el camino hacia un acuerdo se ve obstaculizado por los intereses en competencia de varios bonistas, el FMI y los funcionarios. Incluso el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se involucró como intermediario entre Fernández y Larry Fink , CEO del fondo BlackRock.

 Algunos tenedores de bonos apoyan las garantías de exportaciones porque piensan que los datos agrícolas son más transparentes y frecuentes que las cifras del PIB

Una de las mayores dudas es si los acreedores va a poder llegar a un acuerdo con el gobierno sobre un sweetenerAlgunos tenedores de bonos apoyan las garantías de exportaciones porque piensan que los datos agrícolas son más transparentes y frecuentes que las cifras del PIB. Incluso discutieron la contratación de agrónomos argentinos para obtener la mejor información sobre los ciclos de cultivo, aseguraron las fuentes.

Sin embargo, otros acreedores advierten que esos instrumentos son demasiado impredecibles y que los cupones atados al PBI son la mejor opción, especialmente porque el análisis de sostenibilidad de la deuda del país se basa en estimaciones del PBI.

El presidente Fernández dijo en una entrevista que brindó el domingo a Radio 10 que el Gobierno está trabajando en una propuesta mejorada.

“Ahora estamos tratando de llegar a una nueva oferta, mostrando nuestra disposición y buena fe para llegar a un acuerdo, tratando de hacer una nueva oferta que se acerque un poco más a los acreedores”, dijo.