16 enero, 2021

Once femicidios de adultas mayores en lo que va de 2020

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). A la correntina Sixta Sandoval la cuarentena la encontró conviviendo con Antonio Erracalde, su esposo y padre de sus tres hijos. También, femicida de la víctima que murió el miércoles pasado a la noche en el hospital de San Roque, a los pocos minutos de ingresar luego de los golpes y lesiones internas que él le propinó.

Como en este caso, a lo largo de la cuarentena se registraron en el país once crímenes por razones de género cuyas víctimas son adultas mayores de 60 años. El número fue confirmado esta semana en el informe realizado por el Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano, que coordina la asociación La Casa del Encuentro, que se elaboró con base en los crímenes de mujeres mayores de 60 años entre el 20 de marzo y el 11 de junio.

Según las especialistas en esta problemática particular, los femicidios y la violencia de género en este segmento resultan casi invisibles para la sociedad. Para la investigadora del Conicet y abogada especialista en derecho de la vejez, Isolina Dabove: “Con el aislamiento social aumentaron las probabilidades de que una persona mayor que convive con otra sufra situaciones de violencia y no pueda denunciarlo. Las razones son, además del temor y la dificultad práctica para hacerlo, que el tema de la violencia en la vejez no está instalado en la sociedad”.

Cuarentena: ¿Mujeres invisibles?

“Tenemos que separar las cosas, no es lo mismo una mujer en situación de violencia que una mujer mayor en situación de violencia con dependencia psíquica, física, emocional, donde son más los posibles agresores”, explica Adriana Herrero, especialista en Políticas de Género, Diversidad Sexual y Disidencias de PAMI.

También esta semana la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia reveló en su informe anual -elaborado con la información de los poderes judiciales de las distintas jurisdicciones del país- que en 2019 hubo 268 víctimas letales de crímenes de violencia de género, 3,6% menos que en el reporte de 2018.

En lo que respecta a los grupos demográficos, el 35% de las víctimas tenía entre 35 y 59 años, el 25%, entre 25 y 34 años y en tercer lugar estaban las mujeres de 60 años. Una estadística que este año registrará a Sixta y, hasta ahora, a las otras diez víctimas de la violencia de género en el país.