22 enero, 2021

Habló “La Llorona”, la estafadora que se hacía pasar por víctima para robar a jubilados

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Las estafas parecen estar a la orden del día, sobre todo en tiempos de pandemia, donde el dinero no abunda en los bolsillos de los trabajadores. En este contexto, una modalidad delictiva que parecía estar extinta, volvió para quedarse: ” La Llorona”.

Esta práctica consiste en llamar a personas, en su mayoría de la tercera edad, y simular ser un familiar (hijos, sobrinos, etc.) en apuros. Mirtha, una delincuente que solía realizar este tipo de extorsiones, habló en exclusiva con Crónica Policiales, por la pantalla de Crónica HD.

La delincuente relató durante la entrevista: “Fui presa durante un años. Trabajaban todo el día en esto”“Yo no estafaba, si mis otros compañeros. Mi entorno era el que delinquía. No teníamos información, las víctimas nos iban contando, no hacíamos trabajo de investigación”, precisó la malviviente. 

Sin embargo, cuando Mirtha fue consultada por su participación en este “cuento del tío”, la mujer desestimó su participación criminal y minimizó su rol: “Yo no obligo a nadie, yo no robo, no le saco la plata a nadie”.

Los ” Gitanos de Rosario”

Mirtha forma parte de una conocida banda de criminales de la provincia de Santa Fe. Se trata de los ” Gitanos de Rosario”, quienes están involucrados en las principales fraudes bajo esta modalidad. Según precisó Germán Mónaco, conductor de Crónica Policiales, estos hampones recaudaronentre secuestros virtuales, estafas telefónicas y demás maniobras delictivas, cerca de $50.000.000 en los últimos cuatro meses.

Los malvivientes solicitan a las víctimas una suma exorbitante de dinero, imposible de pagar, para que estos arrojen un número real. Finalmente, los obligan a dejar esa plata en una bolsa de plástico cerca de una plaza, para minutos más tarde, llevársela a bordo de algún rodado.

La mujer fue consultada respecto a esto y aseguró que “esto no es algo que se aprende, se da solo. Nos dicen estafadores a nosotros (los “gitanos”), pero ‘los criollos’ (otras bandas) son peores”. Por último, advirtió a los potenciales damnificados que ante una llamada de este tipo “no se asusten, no den datos. no dejen que los engañen”.

Así estafan a la gente