9 marzo, 2021

Reapertura de locales: entre la expectativa de recuperar ventas y los riesgos de cierre definitivo

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). A partir de la próxima semana volverán a habilitarse selectivamente actividades comerciales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como parte de las medidas de flexibilización de la fase uno de la cuarentena anunciada por el presidente Alberto Fernández y los gobernadores.

La reapertura de locales, con los correspondientes protocolos y restricciones, se da en un contexto de crisis en el sector mercantil, con 24.200 negocios porteñas bajaron la persiana desde el inicio de las medidas de aislamiento, el 22% del total, de acuerdo al relevamiento de la Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires (Fecoba).

Los comercios de cercanía que venden rubros catalogados como no esenciales podrán volver a abrir -gradualmente- desde este lunes, pero con los mismos protocolos que tenían en las semanas previas.

La novedad es que se incluye a los que están ubicados en las 153 galerías barriales de la Ciudad; pero seguirán inicialmente excluidos los que están en las principales calles comerciales y avenidas con mayor circulación de vecinos, y los locales de indumentaria y calzado.

Los establecimientos solo podrán funcionar de lunes a viernes en el horario de 11 a 21 y será obligatorio que al ingresar al local el público se higienice sus manos con alcohol en gel o sanitizante, que debe ser puesto a disposición por el comercio. Se alternará la atención a clientes con documentos terminados en números pares e impares, según los días.Los establecimientos solo podrán funcionar de lunes a viernes en el horario de 11 a 21 y será obligatorio que al ingresar al local el público se higienice sus manos con alcohol en gel o sanitizante

Después de varios meses de inactividad, la situación del sector llegó a un estado crítico. “La imposibilidad de seguir afrontando costos fijos y la incertidumbre en torno a una eventual recuperación generaron la inviabilidad de muchos comercios. La reapertura comercial de los locales de proximidad puede traer algo de alivio, pero nos vamos a encontrar con un mercado tan deprimido que podemos advertir que el cierre definitivo de comercios no se detendrá”, explicó Fabián Castillo, titular de Fecoba.La distancia social sigue siendo requerida en la atención a los clientes La distancia social sigue siendo requerida en la atención a los clientes

Comercios de ropa y calzado

Serán habilitados a partir del próximo miércoles, con sus correspondientes protocolos. Se debe garantizar una rápida atención para disminuir el tiempo de permanencia de las personas en el local (se calcula una medida de una persona cada 15 metros cuadrados). No estará permitido el uso de probadores de indumentaria y para la prueba del calzado será obligatorio que el cliente se desinfecte sus manos con alcohol antes y después.

Comercios en zonas y avenidas de alta circulación

La previsión es que se comiencen a abrir a partir del lunes 3 de agosto, a excepción de la zona de Once y la avenida Avellaneda.

Peluquerías

Podrán volver a funcionar a partir del 29 de julio, con turno previo, inicialmente.Las peluquerías volverían en agosto, por primera vez desde que comenzaron las medidas de aislamiento (Reuters) Las peluquerías volverían en agosto, por primera vez desde que comenzaron las medidas de aislamiento (Reuters)

Inmobiliarias

Estarán habilitada a abrir desde el próximo lunes, en horario reducido como el resto de los locales comerciales. Sin embargo, solo podrán mostrar propiedades en el caso de que se encuentren dentro de inmuebles que estén desocupados. Las mudanzas serán permitidas a partir del sábado 25 de julio.

“Cuando cerramos, veníamos a paso lento, pero con consultas e intenciones de mostrar y visitar inmuebles. Estábamos empezando a movernos un poquito. Esta última cuarentena nos freezó. Nos quedaron visitas pendientes y en las últimas semanas hubo consultas online, hay una agenda abierta. Tenemos muchas ganas ante la posibilidad cierta de poder empezar a trabajar”, explicó Marta Liotto, vicepresidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba).Cuando cerramos, veníamos a paso lento, pero con consultas e intenciones de mostrar y visitar inmuebles. Estábamos empezando a movernos un poquito. Esta última cuarentena nos freezó. Nos quedaron visitas pendientes y en las últimas semanas hubo consultas online, hay una agenda abierta (Marta Liotto)

En mayo, se realizaron 681 escrituras de compraventa de inmuebles en la ciudad de Buenos Aires, una baja del 78% en comparación con igual mes del año anterior. En los primeros cinco meses del año, se efectivizaron menos de 5.000 operaciones.Las inmobiliarias abrirán sus puertas pero podrán realizar visitas a propiedades solo cuando estén en inmuebles desocupadosLas inmobiliarias abrirán sus puertas pero podrán realizar visitas a propiedades solo cuando estén en inmuebles desocupados

Restaurantes, con take away y delivery

Para los comercios del rubro gastronómico se mantiene la prohibición de reapertura. Como viene sucediendo desde mediados de mayo, los establecimientos seguirán habilitados para trabajar bajo la modalidad “take away” (para llevar) además de delivery, con medidas como la señalización en el área de acceso de clientes y en el exterior con un distanciamiento mínimo entre personas de 1,5 metros.

Además, tienen que delimitar la distancia entre la barra de atención al cliente y entre los repartidores.

El Gobierno porteño recomienda fomentar la utilización de medios de pago electrónico y hacer el pedido con anticipación, principalmente a través de medios digitales y aplicaciones de cada establecimiento.Por ahora, no hay cambios para la actividad gastronómica (REUTERS/Andreas Mortensen)Por ahora, no hay cambios para la actividad gastronómica (REUTERS/Andreas Mortensen)

Una de las opciones que analizan en el Gobierno porteño es que en los locales gastronómicos se permita, próximamente, comprar productos y consumirlos en el local -dentro o fuera- pero con la modalidad de autoservicio, sin mozos y sin mantelería.

Según datos de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), obtenidos de un relevamiento de la consultora Invecq, la actividad del sector en la Ciudad de Buenos Aires cayó 84% en abril, 81% en mayo y 78% el dato provisorio para junio.

“Los anuncios van a ayudar mucho a los comercios pymes y a las industrias que venían con protocolos anteriores. Se empieza a normalizar la actividad. Obviamente falta más. Es una noticia positiva que hay que tomar de forma preliminar porque va a ser monitoreado hasta el 2 de agosto y se puede retrotraer en caso de que aumenten los contagios. Queda por determinar también el transporte público, que va a ser exclusivo para esenciales. El resto va a tener que seguir moviéndose en transporte privado”, comentó Pedro Cascales, secretario de CAME.