4 marzo, 2021

Crimen del ex concejal de Rosario: un preso vinculado a “Los Monos” encargó la compra del auto utilizado en el asesinato

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Los investigadores del crimen de Eduardo Trasante determinaron que un joven que está preso en la cárcel santafesina de Piñero, ligado a la narcobanda “Los Monos”, fue quien encargó “conseguir” el automóvil que luego fue utilizado por los delincuentes que ejecutaron al ex concejal de Rosario.

Uno de los fiscales que investiga el caso, Matías Edery, reveló este jueves que las dos personas imputadas el pasado miércoles por comprar el auto robado, un Peugeot 308 blanco empleado en el asesinato, “tuvieron contacto con este preso y eso ratifica la sospecha” de que el crimen de Trasante fue ordenado desde la cárcel de Piñero.

Se trata de Isaías Z., detenido en ese penal santafesino desde enero del año pasado, luego de ser arrestado con varias armas y una camioneta robada junto a otras personas.

Voceros de la investigación indicaron que ese grupo delictivo que fue desarticulado está relacionado con la banda “Los Monos”, una de las principales organizaciones narco de esta ciudad.

“Se confirma que tuvieron contacto (las personas investigadas) con él, quien encarga ‘conseguir’ el vehículo”, dijo el fiscal en declaraciones radiales, para agregar que “eso ratifica las sospechas”.

Un día antes, Edery había asegurado “la orden” del homicidio había partido “de un pabellón de la cárcel de Piñero, donde hay jefes narcos”, entre otros detenidos.

Además, la Justicia había imputado el miércoles con prisión preventiva a dos jóvenes por encubrimiento, los cuales fueron identificados como Aníbal Maximiliano Galván, alias “Archi”, y Brian Nahuel Álvarez, apodado “Buba”.

Según la evidencia recolectada por la Fiscalía, los dos jóvenes compraron por 20 mil pesos el Peugeot 308 utilizado en el asesinato ocurrido el 14 de julio.

Detallaron que la transacción la hicieron a las 22 del 11 de julio en un terreno baldío ubicado en Garzón y Demetris con Ariel Hernán Sosa, una de las personas -hay otras aún no identificadas- que robaron el vehículo el día anterior durante una entradera, en Juan XXIII 6650 de Rosario.

Además, Edery reveló que Sosa declaró que le habían ofrecido “un trabajo” por 500 mil pesos, que podría ser la ejecución del crimen de Trasante.Trasante fue asesinado en su casa de San Nicolás al 3600, en Rosario.

En la noche dle martes, la Agencia de Investigaciones Criminales allanó la casa donde reside la madre y una hermana de Isaías Z., en la que secuestraron teléfonos celulares que fueron enviados a peritar, informó el Ministerio Público de la Acusación.

Edery dijo que “la motivación” del crimen “no la tenemos” y que “hay un montón de hipótesis investigándose”. “La posibilidad de un crimen político no la descartamos, por eso hacemos doble investigación: viendo las motivaciones e investigando quiénes son las personas, que es otra forma de llegar a entender el crimen”, completó el fiscal.

Trasante fue asesinado en su casa de San Nicolás al 3600, en Rosario, cuando dos personas que ingresaron al domicilio redujeron a su esposa y, luego de hacer que ella lo llamara para que bajara de la planta alta de la vivienda, le dispararon en la mano derecha y en la cabeza.

La víctima obtuvo notoriedad pública a partir de 2012, cuando se puso al frente del reclamo de esclarecimiento del homicidio de su hijo Jeremías, una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno, en el que fueron asesinados tres militantes sociales, al ser confundidos con “soldaditos” de una banda de narcomenudeo que operaba en ese barrio.

Dos años después, en febrero de 2014, Trasante sufrió la pérdida de otro hijo, Jairo, baleado a la salida de un boliche bailable en el que había discutido con otras personas.

En 2017 asumió como concejal del frente Ciudad Futura de Rosario y un año después dejó la banca por una denuncia de acoso sexual.