24 febrero, 2021

José León Suárez: mataron a un kiosquero de un tiro en la cara

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Este lunes por la tarde, Marcelino Luque, apodado “Chiqui” por su familia, abrió su kiosko en el frente de su casa sobre la calle 2 en José León Suárez como lo hizo durante los últimos diez años, detrás de una persiana roja. Cerca de las 19 horas, al menos un hombre llegó a cara tapada con el presunto fin de robarle. “Chiqui” se puso de pie. Le dispararon tres veces. “En el cuello, en el brazo, en la mejilla”, dice Norma, su sobrina, en diálogo con Infobae: “Murió en el acto”. Todo ocurrió frente a un chico de 12 años que compraba en el lugar.

Su mujer, al oír la conmoción, corrió desde el fondo de su casa. Vio caer a su marido ensangrentado en el piso: de inmediato radicó una denuncia con la Policía Bonaerense. El kioskero murió en un hospital de la zona poco después.

“Acá la inseguridad es como en todos lados”, asegura Norma, “todos los días te enterás de algo nuevo, todos los días roban en el barrio estos se pasaron de violentos”.

La familia todavía no recibió el cuerpo de Marcelino, deberán esperar al menos tres días más hasta que se realice la autopsia. A causa de la pandemia, no habrá sepelio ni velatorio. Norma, la sobrina de la víctima, asegura que hoy al mediodía no tenían custodia policial, a pesar del miedo a que los ladrones regresaran.

“No queremos que nos pase nada, tampoco queremos que este caso quede impune, no queremos que el asesinato de mi tío sea un caso más”, dice Norma. Harán una demostración si hace falta: “Hasta ahora, nada. Anoche se hizo la denuncia. Ahí quedó”.

“Anoche llegaron de la fiscalía, vinieron los peritos, los policías. Nos dijeron que podían tener una idea de quiénes eran”, continúa Norma. La investigación está a cargo de la UFI N°1 de San Martín a cargo de Fabricio Iovine. El chico de 12 años que compraba en el lugar, hasta ahora, es el único testigo. En su relato, por lo pronto, no figura una tentativa de robo. Se busca al sospechoso las cámaras de seguridad de la zona.

Ayer por la tarde, Fernando Marino, un joven repartidor en camioneta, fue asesinado a tiros por dos asaltantes en la zona de Lomas de Zamora. Según el Ministerio Público Fiscal bonaerense (MPF), durante casi todo junio, el último mes relevado, se recibieron 2033 denuncias diarias por hechos vinculados a la inseguridad, con diez homicidios consumados en sus cálculos en lo que va de la pandemia sin contar el último mes.