8 marzo, 2021

Axel Kicillof extendió por sexta vez el plazo para el canje de deuda de la provincia de Buenos Aires

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La provincia de Buenos Aires definió el camino a seguir con su reestructuración de deuda y anunció por sexta vez la extensión del plazo para el canje y estableció una nueva fecha.

Este viernes pasado venció la quinta extensión del plazo de renegociación de la deuda por USD 7.150 millones y, como adelantó Infobae, la administración del gobernador Axel Kicillof se tomó el fin de semana y dispuso como nueva fecha de cierre el 11 de septiembre.

Con el canje con los acreedores privados ya casi cerrado que anunció el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, las miradas ahora se posaron en Kicillof y el ministro de Economía provincial, Pablo López, que están llevando adelante el proceso de reestructuración bonaerense.Lo que aún falta definir es si durante esta nueva prórroga Kicillof y su equipo acercarán una nueva oferta o se mantendrán con la propuesta actual.

“La Provincia y sus asesores han intensificado el diálogo con aquellos acreedores que todavía no han aceptado la propuesta. En este periodo continuaremos manteniendo conversaciones con los acreedores, a quienes les reiteramos el compromiso con las deudas asumidas, pero siempre bajo un esquema de repago que resulten sostenibles en el tiempo” explicaron fuentes provinciales.

“Las conversaciones incluyen un número grande de acreedores y diferentes tipos de deuda, que no tienen una única voz”, agregaron desde el entorno del gobernador Kicillof.

Lo que aún falta definir es si en esa prórroga Kicillof y su equipo acercarán una nueva oferta o se mantendrán con la propuesta actual. Desde un principio la oferta de la provincia fue mejor que la de la Nación, por lo menos para los bonistas. En el mercado señalan que ronda los 60 centavos por dólar y es en ese terreno en donde se dará la discusión.

Con esta nueva fecha de cierre de canje la provincia de Buenos Aires encadenará futuros vencimientos que, seguramente, no cumplirá por estar en medio de la negociación. En el segundo semestre del año, ya que tiene que enfrentar pagos por 408 millones de dólares.El ministro de economía de Argentina, Martin Guzmán, logró cerrar el canjeEl ministro de economía de Argentina, Martin Guzmán, logró cerrar el canje

Buena parte de las negociaciones suceden bajo la atenta mirada de la Unidad de Apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial del Ministerio de Economía de la Nación, que busca que las provincias que ingresaron en negociaciones lo hagan de manera coordinada.

Así, sigue de cerca a Mendoza que también extendió el plazo de la negociación porque tiene el 60% de aprobación y necesita el 75% para activar la Cláusulas de Acción Colectiva (CACs), que es lo que le permite que una vez alcanzado ese porcentaje se incluya a todos los acreedores en la oferta.

Hace unos días, Neuquén oficializó su oferta de reestructuración de una deuda de USD 900 millones canjeando sus bonos Ticade (2028) y Tideneu (2025). Esta operación vence el próximo 28 de agosto.

El problema que enfrenta Buenos Aires, como el resto de las provincias, es que los acreedores entienden que tiene una mayor capacidad de ahorro de la que hoy dice tener. Por eso, presionan más de lo que lo hicieron con la Nación.El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof,acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas provincial, Pablo LópezEl gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof,acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas provincial, Pablo López

Aunque suelen tener ciertos roces mediáticos que quedan plasmados a través de comunicados de prensa, la última vez que la provincia hizo referencia pública a la negociación fue en junio cuando dijo que “existe cierto margen para introducir cambios a la invitación” del canje de deuda nominada en moneda extranjera por USD 7.148 millones.

En esta negociación, la provincia ya acumula dos incumplimientos de dos bonos que están dentro del canje por lo que hasta ahora ninguno de sus acreedores solicitó que se la declare en default. El pasado 14 de mayo incumplió con el compromiso de pago de dos bonos por más de USD 113 millones, y el 30 de julio otro pago por 27 millones de dólares.