7 marzo, 2021

Confirmaron quién fue el policía que mató a Valentino Blas Correas en Córdoba

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un peritaje balístico confirmó que el policía Lucas Gómez, de 35 años, fue quien asesinó a Valentino Blas Correas, el joven de 17 años que recibió un tiro en la espalda tras evadir un control policial en Córdoba. Por el hecho hay cinco agentes imputados.

Según confirmó la agencia de noticias Télam, los investigadores analizaban imputar a más personas, entre ellas a dos efectivos de la Policía de Córdoba y dos empleados del Sanatorio Aconcagua. Se los acusa de no atender a la víctima cuando aún estaba con vida.

Por el crimen de Correas, además de Gómez, permanece detenido Javier Catriel Almirón, de 31 años, ambos acusados del delito “homicidio calificado, agravado por el uso de armas” y “tentativa de homicidio”.

El abogado defensor de Gómez, Damián Morales, admitió en declaraciones a Cadena 3 que la situación procesal de su defendido es “muy complicada”, aunque pidió “respetar el tiempo de la investigación y ver los pasos a seguir”Fuentes de la investigación aseguraron que tanto Gómez como Almirón tienen antecedentes penales.Manifestación de los familiares pocos días del hecho (Mario Sar)Manifestación de los familiares pocos días del hecho (Mario Sar)

Gómez tiene una imputación previa por encubrir a un violador serial. El expediente señala que intentó persuadir a una de las víctimas que desista de la denuncia. Y Almirón, arrastraba dos imputaciones de abril de 2013 en Río Segundo, por los delitos de “privación ilegítima de la libertad” y “lesiones leves calificadas”.

Por el hecho en el que resultó muerto Correas también está detenida Wanda Micaela Esquivel, de 32, por “encubrimiento agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario”.

Además, la oficial ayudante Yamila Florencia Martínez, quien quedó acusada de “encubrimiento agravado”, y Sergio Alejandro González, imputado por el delito de “encubrimiento agravado y omisión a los deberes de funcionario público” están imputados pero sin prisión preventiva.Blas junto a sus amigos. Blas junto a sus amigos.

El homicidio de Correas ocurrió en la madrugada del pasado jueves 6 de agosto cuando, junto a cuatro amigos y compañeros de colegio, circulaban en un automóvil luego de reunirse en un bar y protagonizaron una maniobra de tránsito tras la cual fueron increpados por dos motociclistas. Según el sumario policial, luego evadieron un control en la zona sur de la ciudad de Córdoba.

En ese contexto, los policías dispararon varios tiros, de los cuales cuatro impactaron contra el automóvil, uno de ellos ingresó por la luneta y se incrustó en el omóplato de Valentino, quien iba en la parte de atrás del vehículo y murió a causa de la herida.

Tras el hecho, el Gobierno de Córdoba removió a la cúpula policial de la capital. A través de la red Twitter, el Gobierno provincial informó el relevamiento del director general de Seguridad Capital, comisario mayor Gustavo Piva, y en su reemplazo se designó a la comisaria mayor Liliana Rita Zárate Belletti. En tanto, también dejaron sus cargos los subdirectores Rubén Turri y Gonzalo Cumplido, que estaban a cargo de las zonas norte y sur de la capital, respectivamente.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, destacó que la Dirección General de Seguridad Capital sea encabezada por una mujer. “Es digno de destacar que es la primera vez en la historia que una mujer cumple un cargo estratégicamente tan relevante en la institución. La impronta de una mujer le va a dar un sesgo que será muy importante para la gestión provincial y la seguridad de los cordobeses”, sostuvo el funcionario.

Respecto a los jefes desplazados, el funcionario agradeció los servicios prestados, aunque apuntó a la falta de control que tuvieron sobre sus subalternos: “Las responsabilidades institucionales es necesario asumirlas y ellos tenían a cargo la conducción de una jurisdicción donde ocurrió un hecho lamentable con cuyo esclarecimiento la institución policial y el ministerio tiene un compromiso de honor”.