7 marzo, 2021

Detuvieron a un ladrón de 16 años acusado de asesinar a un policía: él y sus cómplices le dispararon 10 veces

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Tras permanecer durante cinco meses prófugo, la DDI de La Matanza detuvo este miércoles a un adolescente de 16 años acusado de haber participado en el crimen del policía Mauricio Ezequiel Miño el 9 de marzo pasado en la localidad bonaerense de Villa Madero.

La detención fue concretada cuando el joven circulaba en un remis en la esquina de Ruta 4 y Crovara, en Ciudad Evita, según confirmaron fuentes judiciales y policiales a Infobae.

El crimen ocurrió el 9 de marzo cerca de las 22.30 en Paunero al 80. Esa noche Miño, de 39 años y que trabajaba en la Unidad de Policía de Prevención Local (UPPL) de la La Tablada, estaba de franco y vestido de civil, cuando se retiraba junto a su esposa, también policía, y sus tres hijos de la casa de una pareja amiga.

Como llovía, el hombre fue solo hasta su Volkswagen Gol y regresó a buscar a la puerta de la vivienda a su mujer, de 35 años, y a sus hijos de 3, 6 y 10, para retornar a su domicilio en Gregorio de Laferrere.

En ese momento el efectivo fue abordado por tres delincuentes que bajaron de un Chevrolet Agile. Miño se identificó como policía, intentó resistirse al robo, forcejeó con los ladrones y le dispararon diez veces, tres de las balas lo hirieron de muerte.Momento de la detenciónMomento de la detención

Luego, los delincuentes se apoderaron de su arma reglamentaria, una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros y escaparon en el Chevrolet Agile. El policía fue trasladado al Hospital Balestrini donde llegó muerto a causa de las heridas de bala que había sufrido en la ingle, en una pierna (a la altura del fémur) y el abdomen.

Pocos días después del crimen, tras una serie de allanamientos en Mataderos y en el barrio Piedrabuena, se concretaron las primeras dos detenciones, uno de los sospechosos también era menor de edad. En ese momento se secuestró el vehículo con el que se dieron a la fuga y armas de fuego.

En tanto, el menor quedó a cargo del fiscal Juan Pablo Volpicina, titular de la UFI N 1 de menores de La Matanza, quien lo acusa por robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real por el homicidio agravado. Por estas horas, el fiscal aguarda para comenzar la declaración indagatoria del menor.

Tras el crimen de Miño, vecinos de la localidad de Villa Madero comenzaron a realizar distintas marchas para reclamar mayores medidas de seguridad. La última manifestación la realizaron hace un mes: alrededor de 200 vecinos salieron de sus casas, a pesar de la cuarentena obligatoria, y se apostaron en sobre la calle Veléz Sarfield al 400, en reclamo de la seguidilla de robos que sufren, porque la situación “no da para más”, dijeron.PlayReclamo por seguridad en Villa Madero

“Me robaron el auto, me tiraron al piso y me golpearon. La verdad es que ya no sé qué hacer, no podemos seguir sufriendo de esta manera. Realmente es muy angustiante vivir así. Les suplicamos que hagan algo”, había relatado un vecina entre lágrimas al canal de noticias TN.

Los vecinos de ese barrio, pegado a la General Paz, se organizaron en un grupo de la red social Facebook llamado “Foro Vecinal de Villa Madero”, que cuenta con 20 mil miembros.

Allí, postean los diferentes hechos que sufren y se mantienen en alerta frente a las distintas situaciones que observan día a día. Sin embargo, según sostuvieron, en los últimos días de cuarentena obligatoria la situación llegó a un límite.