8 marzo, 2021

Un policía jubilado mató a un empleado de un frigorífico cuando perseguía a ladrones en Gerli

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un policía jubilado mató de un balazo en la cabeza a un empleado de un frigorífico cuando perseguía a los tiros a dos delincuentes por las calles de Gerli. El hombre, un ex miembro de la Policía Federal Argentina, había sido asaltado para robarle el auto en su casa.

El hecho ocurrió esta tarde en Sargento Cabral al 1800. Fuentes policiales informaron a la agencia de noticias Télam que dos delincuentes armados ingresaron a la vivienda de José César Rojas, de 75 años. Los asaltantes le robaron su Peugeot 308 gris y cuando ambos escapaban en el vehículo, el ex policía salió a perseguirlos.

Según las fuentes, Rojas salió empuñando su pistola Bersa calibre 380 con la que efectuó al menos cinco disparos hacia el vehículo. Uno de los balazos impactó en la frente de Walter Emilio Guerreño, de 37 años, un empleado de un frigorífico que pasaba por el lugar, quien quedó tendido en la esquina de avenida Camino General Belgrano y Magán.

”Yo hacía quince minutos que había llegado de trabajar, escucho gritos, salgo a la vereda y lo veo al compañero llorando, decía ‘le pegaron un tiro’, me acerco y ya estaba muerto”, relató al canal TN Elbio, un vecino del barrio, el cual agregó que la víctima tenía “seis hijos y estaba a punto de ser abuelo”.

Efectivos de la comisaría 2da. de Lanús fueron alertados por el hecho y constataron el deceso del hombre, tras lo cual el policía retirado fue aprehendido. El vecino añadió que un tiempo atrás a Rojas “también le quisieron robar la camioneta dos (delincuentes) en una moto y le alcanzó a pegar” un disparo a uno de ellos. El hecho es investigado por el fiscal Gastón Fernández, a cargo de la UFI 3 descentralizada en ese distrito.

La causa fue caratulada como “robo automotor y homicidio” por el funcionario judicial, quien dispuso las pericias correspondientes en la escena del crimen y el secuestro del arma usada por Rojas. Además, la Policía a los autores del asalto.

En tanto, Agustina, otra vecina, aseguró que la zona “es tierra de nadie” y que la mayoría de las personas que viven allí sufrieron asaltos.El hombre quedó detenido. El hombre quedó detenido.

Este hecho ocurrió en medio de una escalada de violencia. Pocos días atrás, por ejemplo, un efectivo de la Policía Federal se enfrentó a los tiros por error con cuatro agentes de la Policía de la Ciudad, en el barrio porteño de Chacarita. Los oficiales estaban de civil y de ambos lados sospecharon que se trataba de delincuentes. Afortunadamente, el incidente no dejó heridos.

El hecho ocurrió en la esquina de Triunvirato y Zabala. Según se informó, cuatro agentes de la Comisaría Vecinal 15 A, mientras realizaban tareas de patrullaje en una Citröen Berlingo, no identificable como móvil policial debido a que eran efectivos pertenecientes a la Brigada, observaron a un hombre acomodándose la ropa a la altura de la cintura.

Los policías a bordo de la camioneta comenzaron a seguirlo. El hombre, perteneciente a la División Urquiza de la Federal, que se encontraba de franco, se dio cuenta de la situación y pensó que lo podían robar. De esa forma, comenzó a caminar a mayor velocidad y hasta volvió sobre sus pasos para confundir a los hombres del vehículo. La camioneta continuó y unos metros más adelante dio una vuelta en “U” para buscar al presunto sospechoso.

En ese momento, el hombre se identificó como policía frente a la camioneta y sacó su arma. Uno de los agentes abrió la puerta y también descendió con su pistola en las manos. Al observar que estaba armado, el agente de la Federal comenzó a dispararles.