26 febrero, 2021

El padre de Ludmila dijo que desea que “maten a machetazos” al asesino de su hija

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). andro Prettipadre de Ludmila Pretti , la adolescente de 14 años asesinada en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, consideró este martes que el detenido por el femicidio de su hija “es un enfermo” y que quiere que en la cárcel “lo hagan sufrir”.

Durante el velatorio de su hija, el padre de Ludmila dijo que está “más tranquilo” por la detención de Cristian Adrián Jerez (19), a quien definió como “una persona que no sirve para nada, es un enfermo y un psicópata”. Con bronca y dolor, agregó: “Quiero que esté detenido y que en la cárcel le hagan todo tipo de maldades. Que lo maten pinchándolo, a machetazos”

Y añadió: “Le deseo la muerte ahí adentro, que lo hagan sufrir como me hizo sufrir a mí y a muchas familias. Yo ya la pasé, así que estoy dispuesto a que hagan todo lo que tengan que hacer para que esta persona se mate dentro de la cárcel”, agregó.

Además, contó que este martes por la mañana habló con el fiscal de la causa, Federico Soñora, quien le aseguró que a Jerez “le corresponde cadena perpetua” si es hallado culpable en un juicio. 

El cadáver de Ludmila fue hallado el domingo a la anoche, semidesnudo y entre dos colchones, en una vivienda ubicada en la calle Diario La Nación 4039, del barrio Villa Escobar, de Francisco Álvarez,

La autopsia confirmó que la adolescente murió por asfixia por estrangulamiento a lazo -aparentemente con la pashmina que llevaba puesta- y se aguardan estudios complementarios para saber si hubo o no un abuso sexual. La joven había sido denunciada como desaparecida por su familia el domingo, cuando no regresó a su casa tras pasar la noche anterior con amigos en una reunión en una vivienda de la zona.

Según lo que pudieron reconstruir los investigadores, Ludmila había ido con un amigo y una amiga a la casa de Jerez, un primo de ésta última, donde fue hallada luego asesinada. El femicidio de la adolescente provocó la reacción de sus familiares, amigos y vecinos, quienes marcharon hasta la puerta de la comisaría local para pedir justicia y la detención del culpable y provocaron algunos incidentes, por lo que la dependencia fue rodeada por la policía.

Una multitud marchó pidiendo justicia por Ludmila Pretti (Crónica/Rubén Paredes).