2 marzo, 2021

Se negó a declarar el acusado de asesinar a Ludmila

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El joven de 19 años que había sido detenido por el femicidio de Ludmila Pretti, la chica de 14 años asesinada el domingo último en una casa a la que había ido a una reunión con amigos, en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, se negó declarar y continuará preso, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Cristian Adrián Jerez (19), quien fue indagado esta tarde por el fiscal de la causa, Federico Soñorapor el delito de femicidio, que prevé la pena de prisión perpetua. Fuentes judiciales y policiales informaron que el acusado fue capturado luego de que los investigadores detectaran actividad de su teléfono y un testigo alertara al 911 sobre su presencia en esa localidad de la zona oeste del conurbano.

Luego de pasar la noche en una dependencia policial, fue trasladado a la fiscalía de Moreno. Se negó a declarar y quedó imputado por el delito de “homicidio agravado por mediar violencia de género”, el cual podría agravarse por la acusación por “tentativa de abuso”.

El arresto fue confirmado por el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien en una conferencia de prensa que brindó en Puente 12, partido de La Matanza, para hablar de la situación de la policía provincial tras la protesta realizada ayer por aumento salarial, destacó que en este caso los efectivos siguieron trabajando para poder localizarlo.

“Muchos de los policías siguieron trabajando, la gran mayoría. Detuvimos al que esta sindicado como el asesino de Ludmila”, expresó el funcionario provincial, quien destacó “que la gran mayoría de los casos son resueltos en 24 o 48 horas”. Voceros judiciales y policiales detallaron  que la búsqueda de Jerez comenzó el domingo y se desplegó durante toda la jornada de este lunes, y que estuvo a cargo de efectivos de la DDI de Moreno, de la División Búsqueda de Prófugos y Personas Desaparecidas de Policía Federal Argentina (PFA) y de la Brigada K9 de la División Canes.

La zona de búsqueda inicial había sido delimitada luego de que se detectara mediante una triangulación de señales de antenas actividad en el teléfono del sospechoso, quien había cambiado su chip y tenía otra línea telefónica. El perímetro de rastrillaje se acotó cuando, anoche, cerca de las 21, una persona llamó al 911 para decir que había visto al joven buscado caminar cerca de un campo que va hacia un arroyo del río Reconquista, por lo que se saturó la zona de efectivos.