1 marzo, 2021

Le prohibieron ver a su hijo y quiso suicidarse a lo bonzo

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El hecho se registró en la ciudad bonaerense de La Plata cuando un albañil se roció con nafta y amenazó con suicidarse prendiéndose fuego a lo bonzo frente a su hijo de 11 años, porque la Justicia había resuelto que tenía que ser excluido del hogar familiar.

El caso alcanzó ribetes muy dramáticos porque el chico tampoco deseaba separarse de su padre. Los efectivos policiales se vieron obligados a dialogar durante dos horas con el trabajador para que desistiera de sus intenciones de quitarse la vida. Funcionarios decidieron luego detener preventivamente al sujeto, por no acatar la decisión judicial.

Los voceros revelaron a cronica.com.ar que los hechos comenzaron cuando el albañil, identificado como Mariano Adrián Weiss, de 33 años, ante la presencia de los policías, se negó a abandonar la casa, ubicada en calle 5, entre 630 y 631, ocasión en la que se roció el cuerpo con nafta y amenazó con prenderse fuego delante del pequeño, a la vez que exigió que el grupo de uniformados se retirara del lugar.

Como consecuencia de este motivo, varios de los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Plata, vestidos de civil, arribaron al escenario del drama y, de inmediato, tras rodear el domicilio, empezaron a dialogar con el trabajador para impedir que se suicidara.

Finalmente, al cabo de dos horas de charla, los servidores públicos lograron convencer a Weiss de que no se matara, aunque lo apresaron en forma preventiva debido a que había infringido la orden impuesta por la Justicia.

Horas antes, en la misma vivienda, el individuo, tras atarse a un poste, había amenazado con autolesionarse a cuchilladas para resistir la determinación de los funcionarios.

Autoridades de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los procedimientos.

Intervinieron en la causa la doctora María Eugenia Di Lorenzo, fiscal de la Unidad Funcional N° 17, y la Justicia de Familia, pertenecientes a los tribunales platenses, quienes tendrán que resolver la situación, debido a que el menor, de 11 años, no desea apartarse de su progenitor.