22 enero, 2021

El cadáver calcinado de Berisso pertenece a un joven desparecido hace 5 días

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La policía encontró el cuerpo sin vida de Federico Kuczkho en un descampado ubicado en la intersección de la calle 17 y 173 de la localidad bonaerense, a 150 metros de donde termina el asfalto. Según esas mismas fuentes, que ratificaron la identidad, los restos no estaban totalmente calcinados y había dos bidones, presuntamente de nafta, cerca del lugar.

No se tenían noticias de Federico desde el pasado martes 27, cuando salió de la casa de sus padres. Según había informado Solange, su pareja, la última imagen de él había sido captada por un cámara de seguridad en la zona de 17 y 164, “yendo a 165 con dos bidones de cinco litros cargados”.

Por otra parte, Cora, su mamá había declarado: “La última vez que lo vi estaba bien. Salió de casa para ir a tomar el colectivo. No llevaba celular porque se le rompió. Encontré su billetera y su documento y lo primero que pensé fue que se los había olvidado. Pero ahora, ya no se qué creer. Estoy desesperada”.

El día de su desaparición, el joven también había acordado con Solange que iban a encontrarse en Plaza Moreno, pero tampoco apareció. Por este motivo, y luego de contactarse con amigos y allegados, decidió radicar la denuncia por “averiguación de paradero”.

A pesar de estar calcinado, el cuerpo pudo ser reconocido por un tatuaje que Federico tenía a la altura de la muñeca y por una alianza matrimonial que decía “Solange”, el nombre de su pareja y madre de su futura hija.

Resta esperar los resultados de las pericias de sus placas dentales que serán comparadas con el cuerpo hallado para establecer que se trata del joven de 22 años.