28 enero, 2021

Llegó a su casa de verano tras la cuarentena y la encontró usurpada y pintada de otro color

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).  Cuando Viviana Villena llegó con sus hijos en enero a su casa de veraneo en Cariló no podía creer lo que veía. Lo primero que le llamó la atención fue la camioneta blanca que estaba estacionada en la puerta. Pero su sorpresa fue más grande aún cuando intentó entrar y se encontró con dos personas que aseguraban tener un contrato de alquiler por dos años.

Tras intentar sin éxito explicarles que ella era la verdadera propietaria de la casa, Viviana llamó a la policía. Los ocupantes se negaron a retirarse y le contestaron que tenía que hablar con su abogado.

Dado que los ocupantes tenían un contrato de alquiler -que era falso-, la policía se limitó a evitar que el conflicto se agrave. La mujer entonces fue hasta la Fiscalía Descentralizada N°5 y presentó una denuncia ante el fiscal Eduardo Elizarraga.

Finalmente, la angustiante espera terminó a principio de noviembre cuando el gobierno bonaerense habilitó a los propietarios no residentes a viajar hasta sus casas de verano para prepararse para la temporada.

infobae-image

Como tiene todos los papeles correspondientes, Viviana no tuvo problemas para conseguir el permiso de circulación y emprendió el viaje hasta Cariló. Tal como sospechaba, la casa seguía usurpada pero ahora por otras personas. Incluso habían pintado el exterior de otro color, construyeron una cascada en una esquina e intalaron dos equipos de aire acondicionado en el frente de la propiedad.

“Cuando llegamos estaba la pileta limplia, porque se ve que la habían estado usando, y había como 15 personas divirtiéndose y escuchando música”, explicó Viviana a Infobae.

En esta oportunidad, cuando quiso ingresar se encontró con una señora que aseguró ser la empleada de limpieza. También dijo que el verdadero dueño de la propiedad vivía en Mar del Plata. Viviana luego confirmaría que la supuesta empleada de limpieza tiene una camioneta Amarok a su nombre.

Mientras tanto, el fiscal Elizarraga no había avanzando con la denuncia. De hecho terminó por desestimarla ya que entendió que no había delito. Les indicó que continúen con su reclamo por la vía civil.

La camioneta melliza tenía la numeración alteradaLa camioneta melliza tenía la numeración alterada

El intendente Martín Yeza ya había denunciado al fiscal Elizarraga por su mal desempeño hace dos meses. Según explicó a Infobae el secretario de Seguridad de Pinamar, Lucas Ventoso, “el fiscal Elizarraga es un desastre, pero no solo con las usurpaciones sino también con los casos de abuso sexual, las estafas y otros delitos, es una persona que desestima todo”.

El intendente Yeza solicitó la suspensión del fiscal ElizarragaEl intendente Yeza solicitó la suspensión del fiscal Elizarraga

Insólitamente, la investigación por la clonación del vehículo -que fue incautado- también quedó en manos del fiscal Elizarraga. Esta tarde, luego de que el caso se hiciera público y el intendente los respaldara, la familia se volvió a reunir con el fiscal