18 enero, 2021

A pesar de la pandemia de COVID-19, aumentan las infecciones de transmisión sexual

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La gonorrea, la sífilis secundaria y el micoplasma genital están siendo diagnosticados con mayor frecuencia en plena pandemia, por relajamiento de las prevenciones y los cuidados sexuales. Así lo develó una investigación presentada en el Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología, que analizó en detalle el problema.

El estudio, realizado en dos centros principales de infecciones de transmisión sexual (ITS) en Milán, Italia, comparó el número de diagnósticos confirmados de las enfermedades más comunes en pacientes con síntomas durante el período del 15 de marzo de 2020 al 14 de abril de 2020, luego de medidas de aislamiento social (bloqueos) adoptado para el control de la epidemia, con el mismo período en 2019.

Los resultados revelaron que a pesar de una reducción del 37% en el número total de asistencias (233 en 2019 frente a 147 en 2020), el número de infecciones bacterianas agudas, la mayoría asociadas con hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, aumentó durante el período de observación, incluida la sífilis secundaria y gonorrea. Los casos disminuyeron, sin embargo, en los casos no agudos, como las verrugas genitales y el molusco contagioso. 

La gonorrea y la sífilis son las infecciones más frecuentes en personas de 30 años, el grupo de la población que menos respetó las medidas de aislamiento y sostuvo relaciones sexuales de riesgo, según afirma el estudio (Shutterstock)La gonorrea y la sífilis son las infecciones más frecuentes en personas de 30 años, el grupo de la población que menos respetó las medidas de aislamiento y sostuvo relaciones sexuales de riesgo, según afirma el estudio (Shutterstock)

“Si bien es poco realista evitar que las personas tengan relaciones sexuales, incluso en esta pandemia extraordinaria, el contacto cercano durante las relaciones sexuales implica inevitablemente un mayor riesgo de contagio del SARS-CoV-2. Los hallazgos muestran la importancia de la detección continua de ITS y el beneficio real de tener este tipo de servicios abiertos y disponibles durante estos tiempos sin precedentes”, añadió Cusini.

Consultada por Infobae, la doctora Beatriz Literat, médica sexóloga clínica y ginecóloga del Departamento de Gineco-Sexo-Estética de Halitus Instituto Médico, sostuvo: “El nuevo estilo de vida impuesto por la pandemia y la duración de las medidas de aislamiento han provocado cambios en muchos aspectos de los comportamientos sociales. El temor al COVID-19 desalentó a muchas personas a concurrir a los centros médicos para realizar controles de salud, lo que impidió la detección de patologías que aparecieron durante este período y en especial si fueron asintomáticas, como sucede con infecciones de transmisión sexual como la clamidia y la gonorrea en sus etapas iniciales”.

La gonorrea es causada por la bacteria Nesisseria gonorrhoeae. A menudo, pero no siempre, no presenta síntomas en las mujeres y es principalmente sintomático en los hombres. Los síntomas comunes en los hombres incluyen secreción uretral y dolor al orinar (disuria), y las mujeres pueden presentar secreción vaginal inodoro, disuria y dolor durante las relaciones sexuales. Los síntomas suelen aparecer entre 1 y 10 días después de la infección. La sífilis secundaria es una progresión de la enfermedad y los síntomas, sin embargo, es curable con tratamiento.

Las ITS han crecido de manera sostenida en los últimos años en nuestro país (Shutterstock)Las ITS han crecido de manera sostenida en los últimos años en nuestro país (Shutterstock)

“El aumento de casos de sífilis, gonorrea, proctitis y otras ITS ocurre incluso en países donde tienen gran historia de servicios de salud sexual y que habían logrado erradicar estas infecciones, como Inglaterra. En la Argentina esto no escapa a lo que sucede en el mundo; de 2015 a 2018 se registró un ascenso de la tasa de casos notificados de sífilis tanto en hombres como en mujeres”, señaló la médica infectóloga Romina Mauas (MN 100075), coordinadora médica en Helios Salud y miembro de la Comisión de Sida e ITS de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Para la especialista, otro punto destacable es el hecho de que “en muchos países hay escasa información sobre salud sexual y reproductiva”. “Es un tema sensible que implica hablar de cuestiones íntimas, pero si se logra un ambiente propicio es una de las mejores herramientas para una buena salud sexual”, finalizó.