28 enero, 2021

La CGT pedirá una audiencia con Alberto Fernández: hay preocupación por el recorte de la ayuda económica y por las jubilaciones

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). La Confederación General del Trabajo (CGT) le pedirá una audiencia al presidente Alberto Fernández para plantearle su “preocupación” por la decisión del Gobierno de restringir el presupuesto de programas sociales y de la ayuda económica a los sectores productivos, como el IFE y el ATP, y advirtió que “el esfuerzo compartido entre el Estado, los trabajadores, los jubilados, los beneficiarios de planes sociales y las empresas para transitar la pandemia, sosteniendo el empleo y evitando profundizar más aún la desigualdad social, no puede ni debe ser dilapidado”.

A la vez, la central obrera reclamó “garantizar que el cambio de fórmula de actualización jubilatoria no perjudique a los beneficiarios del sistema previsional” y sostuvo que “con la pandemia en curso, con la economía empezando a moverse, con muchos sectores de actividad todavía impedidos de funcionar y con las secuelas económicas y sociales a costa, no es posible desarmar el andamiaje social y económico construido con tanto esfuerzo”.

En una reunión del consejo directivo de la CGT, que tuvo lugar en la sede de Azopardo 802, hubo por primera vez más críticas al Gobierno que expresiones de respaldo: la dirigencia sindical tiene la certeza de que el Gobierno hará un ajuste para llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero se coincidió en que “no hay margen” en la sociedad para cortar los programas de ayuda que se están otorgando desde que comenzó la pandemia.

A continuación, se analizó en el mismo tono pesimista la posible decisión del Gobierno de eliminar la doble indemnización a partir de fin de año. Por eso quieren pedirle al Presidente que se mantenga tanto esa medida como la prohibición de despidos. “Hay un fuerte lobby de las empresas para que terminen. Tenemos que impedirlo”, dijeron en la CGT.

Otro punto conflictivo, anticipado por Infobae, es el temor de los sindicalistas ante la posibilidad de que las obras sociales tengan que hacerse cargo de pagar las vacunas contra el COVID-19: en el encuentro de esta tarde se redactó una carta dirigida al superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini, firmada por los cotitulares de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, y el secretario de Acción Social, José Luis Lingeri, en la que la central obrera pide que “la campaña y la vacunación se financie con fondos del Tesoro Nacional, evitando así continuar con la sangría de recursos que el Fondo Solidario de Redistribución ha padecido durante todo este año”.

El consejo directivo de la CGT volvió a reunirse en Azopardo 802El consejo directivo de la CGT volvió a reunirse en Azopardo 802

Tras el debate del consejo directivo cegetista, se difundió un comunicado en el que, con el título “La pandemia no terminó“, se expresa “la preocupación ante la difusión pública de medidas gubernamentales que exteriorizarían restricciones presupuestarias en relación a los programas sociales, ayudas económicas a los sectores productivos afectados por la crisis sanitaria y el apoyo al sostenimiento de los ingresos laborales”.

En el comunicado se sostiene que “entre todos hemos construido una red de contención que evitó el colapso social en los momentos más críticos” y que “asistimos a la reconstrucción en tiempo récord de un Estado olvidado y desguazado durante el gobierno liberal: compartimos y apoyamos las medidas de emergencia tomadas durante la pandemia”.

Los sindicalistas piden que la vacunación contra el COVID-19 sea financiada por el Tesoro Nacional Los sindicalistas piden que la vacunación contra el COVID-19 sea financiada por el Tesoro Nacional

Por último, la dirigencia cegetista sostuvo: “Expresamos nuestra reiterada vocación de diálogo para transitar en forma equilibrada la etapa de transición hacia la nueva normalidad”.