27 enero, 2021

LPQTP 2020: los secretos detrás del nuevo espumante que se hizo viral por mandar al año de la pandemia al demonio

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).   “2020 es un Extra Brut de un color amarillo brillante, fresco, con delicadas notas frutales y cítricas, pensado para ocasiones tan sublimes como de enviar este año calendado de dos mil veinte a lugares especiales, oníricos”.

Así describe un flyer promocional a “2020 LPQTP”, el nuevo espumante de la Bodega Dante Robino, una empresa centenaria que compró Cervecería y Maltería Quilmes a fines del año pasado. Parece un chiste, pero no: el nombre, claramente, remite a las siglas de un insulto muy argentino aunque, en tono de clara ironía, la empresa explica que significa “Lindo Períodos Qué Tiempos Pletóricos”. Difícil de creer. Es muy probable que la viralización del contenido y cierto secretismos al respecto sea parte de la campaña de difusión del nuevo espumante.

Saldrá a la venta en 10 días y es una edición limitada que se venderá a unos 400 pesos

“Alce la copa, y alce también su voz a niveles que van un poco más allá de lo normal, y diga algo bello, mientras eleva sus deseos al cielo. Y dígalo, eso que tiene atragantado con todas las letras. Un fuerte abrazo y feliz 2021”, cierra el gráfico promocional.

También hay un video promocional, que circuló en las redes y la bodega asegura que no es la última versión. Está claro, no es el “oficial”, pero es el que ya se viralizó por las redes sociales. Allí, Elizabeth Vernaci dice las cosas como son: “Despidamos este 2020 con todas las letras”, pide luego de mencionar la sigla como el imaginario popular la lee realmente.

Uno de los afiches virtuales de promoción del nuevo espumanteUno de los afiches virtuales de promoción del nuevo espumante

La parte de atrás de la etiqueta que se ve en ese video aporta más datos. Asegura que es un extra brut al que se le puede notar un grado de “brut-ez extra” y se invita a mandar a este año calendario directamente “bien a LCDLL”. Otra sigla que deja pocos lugares para la metáfora.

La bodega

En febrero de este año, Quilmes anunció que amplió su negocio en el mercado de cervezas y que también comenzaba a competir en la venta de vinos. Lo hizo con el anuncio de la compra de Dante Robino, una bodega con marcas como Dante, Capriccio, Novecento, Atelier.

“Después de 130 años de historia, estamos entrando en una nueva categoría. Es la primera vez que incursionamos en el negocio del vino porque nunca antes tuvimos de forma directa una bodega”, señaló entonces Martín Ticinese, presidente de Cervecería y Maltería Quilmes en diálogo con Infobae.