28 enero, 2021

Un test casero de COVID-19 aprobado en EEUU arroja resultados en 30 minutos

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Las autoridades reguladoras de Estados Unidos autorizaron el uso de emergencia de la primera prueba rápida de coronavirus que puede hacerse por entero en casa, ofrece resultados en 30 minutos y costará menos de 50 dólares.

El anuncio de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) es un gran paso en los esfuerzos de Estados Unidos por ampliar las opciones de pruebas diagnósticas de COVID-19 más allá de los centros de salud y puntos de pruebas. Sin embargo, la prueba requerirá prescripción médica, lo que probablemente limitará su uso inicial.

La prueba de la compañía permite a los usuarios tomar ellos mismos una muestra nasal. Después se frota el hisopo en un vial con una solución de laboratorio que se conecta a un dispositivo portátil. Los resultados se muestran como luces de colores identificadas como positiva o negativa.

Los resultados se muestran como luces de colores identificadas como positiva o negativa (Reuters) Los Los resultados se muestran como luces de colores identificadas como positiva o negativa (Reuters)

Los expertos en salud han pedido opciones que permitan a la gente hacerse la prueba en casa, reduciendo los tiempos de espera y el posible contagio del virus a otras personas, como trabajadores sanitarios.

Las pruebas rápidas son cruciales para poner en cuarentena con rapidez a los infectados y rastrear sus contactos. Pero durante meses, los diagnósticos en Estados Unidos se han visto marcados por resultados lentos debido a la capacidad de los laboratorios. Hay otras pruebas rápidas, pero la mayoría requieren una pequeña máquina especial manejada por un profesional para obtener los resultados.

La FDA concedió la autorización de emergencia del kit de un sólo uso de Lucira Health, una fabricante de California.

Los test rápidos no reemplazan a los PCR (Reuters) Los test rápidos no reemplazan a los PCR (Reuters)

El test utiliza una tecnología similar a las pruebas de laboratorio basadas en información genética que son la herramienta estándar para detectar el nuevo coronavirus. En cambio, la mayoría de las pruebas rápidas que se utilizan ahora en Estados Unidos buscan proteínas virales llamadas antígenos, y no al virus en sí.

El sistema también se autorizó para consultas médicas y centros de pruebas. Todos los puntos de pruebas en Estados Unidos deben reportar sus resultados a autoridades estatales y federales para seguir la pista de la pandemia. Los médicos tendrán obligación de reportar los resultados de las pruebas en casa.

Seguimos demostrando una velocidad sin precedentes en la respuesta al #COVID19”, tuiteó el comisionado de la FDA, Stephen Hahn. “La FDA autorizó la primera prueba #COVID19 que es totalmente autoadministrada y proporciona resultados en casa. Es un avance importante, lo que subraya nuestro compromiso de ampliar el acceso a las pruebas”, agregó.

Con información de AP